pyme-vicente-lopez-maquina-barbijos-alta-velocidad

La planta de Grupo-Tek situada en Vicente López fabricó la primera máquina nacional para la confección de barbijos de alta velocidad del país, que permitirá proveer con este insumo tan importante en el marco de la pandemia de covid-19.

El desarrollo fue posible por un Aporte No Reembolsable (ANR) de más de 9 millones de pesos entregado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

“La asistencia permanente a las pequeñas y medianas empresas en todo el país es un objetivo de este gobierno y este es un gran ejemplo de la implementación de tecnología para mejorar su producción y del avance y la recuperación que está teniendo la industria nacional” señaló Guillermo Merediz, secretario nacional de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, quien visitó ayer la fábrica junto al presidente de la Fundación Saber Cómo del INTI, Lorenzo Beccaria.

“Es importante resaltar las capacidades de diseño, desarrollo e innovación de nuestras pymes que incluso en una situación tan compleja como la pandemia logran fabricar maquinaria de alta tecnología para abordar las necesidades sanitarias de nuestro país”, agregó el funcionario de la cartera productiva.

Mediante el programa de Apoyo al Sistema Productivo Nacional, el Grupo-Tek, fundado por Mariano Jimena y el ingeniero Javier Cardini, recibió la asistencia de los ANR del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) por más de 9 millones de pesos para desarrollar la primera máquina de alta velocidad de la Argentina para confeccionar barbijos tricapa.

Este logro del Grupo-Tek contó con la participación de unas 30 pymes y emprendedores argentinos.

En este sentido, Mariano Jimena destacó: “Con gran orgullo, luego de meses de mucho trabajo, la primera máquina que diseñamos y fabricamos íntegramente en Argentina ya se encuentra lista para empezar a producir barbijos tricapa quirúrgicos y así aumentar la capacidad instalada en el país para combatir la pandemia. Cuando expresamos orgullo, ese sentimiento es por nuestra empresa, por los trabajadores y las trabajadoras, y por todas las pymes que participaron directa e indirectamente del proyecto, y por un Estado presente, que además de financiar, nos brindó su apoyo durante todo el proceso”.

Jimena adelantó que esta primera máquina abastecerá la demanda de alguna región donde aún no hay producción de barbijos. “El resultado de esto es que al principio de la pandemia nuestro país no contaba con este tipo de máquinas y ahora, no solo tenemos la primera, sino que estamos listos para fabricar más”, concluyó.