(Foto: archivo)

El Consejo del Partido de la Provincia de Buenos Aires que preside el intendente de Merlo Gustavo Menendez proclamó su “apoyo incondicional” a las negociaciones de que realizan el gobierno nacional de Alberto Fernández y el provincial de Axel Kicillof con los acreedores por sus respectivas deudas públicas.

Organizada por su titular el encuentro de los consejeros se realizó por primera vez bajo el sistema de videoconferencia.

En un documento elaborado tras la reunión, el PJ Bonaerense expresó su respaldo unánime hacia Fernández en el que destaca “su patriótica defensa del interés nacional que genera una decidida actitud militante para compartir su postura, nacional, humanista y solidaria que privilegia, la recuperación de la senda del crecimiento económico del país, para así proteger el futuro del pueblo argentino (…) que ante la pandemia ha puesto como prioridad el cuidado de la salud de todos los argentinos frente a una deuda devenida en hipoteca social por una mala política de la gestión anterior”.

El texto también respalda fuertemente “el camino encabezado por Axel Kiciloff, donde cuida el trabajo, la industria y el futuro de los y las bonaerenses (…) donde se constituye el corazón productivo de la Argentina” al tiempo “que Axel (Kicillof) puso en marcha en tiempo record la recomposición de un sistema sanitario que estaba hecho pedazos, poniéndose al hombro la contención del inmenso tejido social”.

En unos de sus principales párrafos, el comunicado advierte a los acreedores sobre la situación límite en la que “nos encontramos los argentinos y se debería tener presente lo que alguna vez dijo Néstor Kirchner que los muertos no pagan deudas”.

Desde el peronismo provincial también aseguraron que “la actual crisis mundial hace crujir los cimientos de las grandes potencias, lo que insta a la dirigencia mundial a replantear de inmediato la elaboración de políticas públicas internacionales con una escala de valores que deberá tener en primer lugar a las personas, como punto de partida y de llegada de cualquier proyecto que intente salvaguardar la vida y nuestra casa común, el planeta tierra”, y que según su visión define al justicialismo como “un movimiento democrático y popular, que hunde sus raíces doctrinarias en el humanismo solidario, donde la dignidad de la persona humana es irrenunciable”.

Al mismo tiempo, el PJ bonaerense expuso que “nuestro compañero presidente Alberto Fernandez ha heredado una deuda mal contraída, con vencimientos a corto plazo que son impagables en las condiciones que exigen los acreedores, De ahí su propuesta de pago que apela a la sostenibilidad y al crecimiento, es decir, al cumplimiento racional, sin hambrear ni empobrecer al pueblo. Vale destacar que el fenomenal endeudamiento fue contraído con intereses onerosos, causando fuga de divisas que debieron haberse invertido en producción y trabajo”.

Finalmente, el documento señaló: “Los Peronistas asumimos la misión encomendada por Perón y Evita, poniéndonos a la altura de las circunstancias, porque como nos enseña todavía el Gral San Martin las empresas difíciles se han hecho para los hombres y mujeres de coraje”.