El último ministro de Economía de la gobernadora y el ex presidente del Banco Provincia puntualizaron datos para contradecir al nuevo mandatario.

Funcionarios de la concluida administración de María Eugenia Vidal salieron a cruzar al nuevo mandatario provincial Axel Kicillof, que en su discurso de asunción dijo que los recursos financieros que le deja su antecesora “no alcanzan para cumplir con lo básico de los próximos 30 días”.

Fuentes cercanas al último ministro de Economía vidalista Damián Bonari, señalaron que en las arcas del Tesoro General de la Provincia de Buenos Aires la ex gobernadora dejó más de 25,2 mil millones de pesos más casi 129,5 millones de dólares, en tres diferentes cuentas.

De acuerdo con un acta rubricada este martes por el tesorero general bonaerense Horario Salvador Stavale y el escribano general de Gobierno provincial Marcos Rospide, los saldos bancarios del Tesoro General del distrito al lunes 9 de diciembre pasado ascendían a $7.138.776,37, $25.215.384.074,37 y US$ 129.498.698,99, informó la agencia NA.

Así, el gobierno saliente de Vidal salió al cruce de las declaraciones de Kicillof, que este miírcoles en la Legislatura bonaerense durante su acto de asunción dijo que existe “de manera inmediata una dificultad vinculada a la cuestión financiera de la Provincia” y agregó que en el final de la gestión de Cambiemos “se frenó el pago a proveedores”, por lo que tendrá que hacer frente a una gran cantidad de reclamos.

En el mismo sentido se expresó el saliente presidente de Banco Provincia, Juan Curutchet, quien aseguró que la entidad “tiene tres veces más stock de prístamos ($240 mil millones de pesos) que títulos Leliqs (80 mil millones de pesos)”.

Además, aclaró que “la inversión en Leliqs es una exigencia obligatoria del BCRA (el Banco Central) como parte de la integración obligatoria de encajes sobre depósitos”.

Curutchet señaló tambiín que “el banco, medido en moneda constante, prestó más plata a las empresas en el ciclo 2015/2019 que en el cuatrienio 2011/2015”.

Y sostuvo que en estos cuatro años de su gestión “el banco ganó plata y subió su patrimonio neto (su capital propio) de $ 9.000 a $ 53.000 millones”.

Por otro lado, el saliente titular del Provincia indicó que “jamás en estos cuatro años el gobierno de Vidal tomó plata prestada del Banco. Por el contrario, comenzó a pagar la deuda heredada del gobierno de (Daniel) Scioli, habiíndole pagado solo en 2019 unos 13 mil millones de pesos”.

Aseguró finalmente que Vidal deja al nuevo gobernador “un instrumento óptimo para que desarrolle sus políticas sin condicionamientos”.

Tras el cambio de Gobierno en la Provincia, Curutchet dejará su lugar a Juan Cuattromo, designado por Kicillof como nuevo presidente del BAPRO.

Fuente: infoban.com.ar