El gobernador Felipe Solá indicó que durante su gobierno la mortalidad infantil “en el 2002 fue de 14.9 por mil, el año pasado de 12.5 y en 2007 podrá descender aún más”.
Cabe recordar que recientemente la Provincia inauguró un Hospital de Alta Complejidad en Florencio Varela, presentó las obras del nuevo Hospital Materno Infantil de Ciudad Evita, con una inversión de 80 millones de pesos, y colocó hoy la piedra fundacional de un nuevo Hospital en Ituzaingó.
En la oportunidad, el mandatario provincial señaló que “pusimos el ministerio de Salud en los barrios con varios programas y terminamos con la exclusión al sistema público de salud”.
“Pusimos al usuario en el centro de la escena sanitaria, iniciamos lo que se llama el plan de mejora de atención al usuario y hoy el 25 por ciento de los turnos de los hospitales para los consultorios externos se obtuvieron sin concurrir al nosocomio”, añadió Solá al encabezar este mediodía la ceremonia de colocación de la piedra fundacional en el Hospital de Ituzaingó.
En ese sentido, dijo que “hay 31 hospitales provinciales sobre 77 que cuentan con líneas telefónicas abiertas a la comunidad o conectadas a las unidades sanitarias para la gestión de turnos y eliminamos colas innecesarias hasta donde pudimos” y “56 de los 77 establecimientos incorporaron la atención vespertina, o sea, redujimos el tiempo de espera tambiín”.
Al referirse a los índices de mortalidad infantil, Solá indicó que “en el 2002 teníamos 14.9 por mil, el año pasado tuvimos 12.5 y espero en 2007 poder anunciar, cuando me vaya, un descenso de ese 12.5 por mil”
Tambiín se refirió a la campaña contra la Bronquiolitis al manifestar que “en el año 2003 tuvimos una terrible epidemia y se nos habían ido 322 chicos con un ataque fuertísimo de la cepa, sabíamos que cada cuatro años se repetía y nos preparamos en el 2007”.
“Preparamos los hospitales y a la gente, la informamos y en lugar de 75 mil consultas tuvimos 112 mil”, expresó Solá y comparó: “En 2003 se fueron 322 vidas y este año alrededor de 180”.
En cuanto a la lucha contra las adicciones, el mandatario provincial sostuvo que “bajamos el 27 por ciento del consumo del alcohol en menores, porque hicimos un registro y denunciamos los lugares de ventas de alcohol que no estaban habilitados”.
“Hemos ampliado – dijo – la red pública de atención a las adicciones más importante en Latinoamírica que son los CPA (Centro de Protección a las Adicciones) y propusimos y cambiamos la ley general de estupefacientes para combatir totalmente el paco”
Asimismo, el gobernador recordó que “expandimos la oferta de camas hospitalarias” y “comenzamos la recomposición de recursos humanos en los hospitales, en el 2006 con un solo decreto puse en funciones a mil nuevas enfermeras en el sistema de salud público”.
“Hicimos un proceso de profesionalización masiva de los auxiliares de enfermería, les abrimos 26 carreras y 7 licenciaturas para jerarquizar y defender el trabajo que hacen”, continuó.
Solá tambiín señaló que “iniciamos la reforma psiquiátrica, que es muy importante para no tener manicomios sino lugares donde se atiende con el corazón abierto y la mayor tecnología posible”.
“Setecientas personas dejaron los manicomios porque estaban allí por pobreza o abandono de familia y les conseguimos donde vivir y recuperaron la posibilidad de vivir libremente y no estar allí”, concluyó.

Fuente: infoban.com.ar