Rodrigo Fabián Coronel, de 21 años quedó formalmente detenido, acusado de haber participado del asalto en el que en la madrugada de este miírcoles en Olivos fue herido de bala el ex juez de San Isidro Carlos Santillán.

Fuentes policiales informaron que el imputado fue identificado como Rodrigo Fabián Coronel, quien tiene antecedentes penales, y fue detenido por detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro en ese centro asistencial.

Coronel, quien tiene domicilio en la localidad bonaerense de Virreyes, ingresó anoche herido a la clínica “La Vida”, de Don Torcuato, acompañado por sus familiares. Allí, le contó a los mídicos que había sido baleado cuando se resistió a un asalto en San Fernando en el que le robaron una moto que le había prestado un amigo.

Según las fuentes, los mídicos le dijeron a los familiares de Coronel que tenían que dar parte a la policía porque presentaba una herida de bala. Pero entonces Coronel y sus familiares dijeron que lo llevarían por obra social a una clínica de Capital Federal a la que los investigadores, luego determinaron, nunca arribó. .

Finalmente, el joven ingresó al Hospital de Pablo Noguís y volvió a contar la misma historia, ante lo cual los mídicos avisaron a la policía, y la fiscal de Vicente López a cargo del caso, Beatriz Molinelli, ordenó que sea aprehendido ante la sospecha de que es uno de los tres delincuentes que participó del asalto al ex juez Santillán.

Coronel presenta heridas de bala en el pecho, a la altura de una tetilla, y en el estómago, pero además tiene una herida cortante que se sospecha pudo haberse provocando con las rejas del frente de la casa del ex juez.

Además del hecho de estar baleado, otro elemento que lo convierte en sospechoso es que es un ex empleado de una empresa de recolección de basura y un testigo presencial del ataque al ex juez vio vestido con un mameluco de ese tipo de trabajadores a uno de los delincuentes que escapó.

La ropa de Coronel no fue secuestrada porque ya en las filmaciones de los hospitales a los que llegó, se lo ve que ingresa con el torso desnudo.

Los mídicos realizaron placas sobre el sospechoso en las que se ve que en su cuerpo aún tiene alojado un proyectil que, por su tamaño, es compatible con un calibre .38 como el revólver que portaba Santillán.

La fiscal espera que los mídicos puedan extraer ese proyectil para enviarlo a la Policía Científica y ver si es apto para hacer un cotejo balístico con el arma del ex magistrado, un revólver Colt calibre .38 Special.

Otro elemento científico con el que cuenta la fiscal es una salpicadura de sangre levantada del capot de un Peugeot 307 estacionado de un vecino de Santillán, con el que se podrá hacer un ADN y que, por la dirección del goteo hemático, se presume pertenece al delincuente que los testigos vieron escapar herido tras saltar la reja.

Fuente: infoban.com.ar