Los aspirantes a ingresar a la administración pública bonaerense deberán realizarse una rinoscopía para detectar el consumo de cocaína, de prosperar un proyecto de ley que analiza el Senado bonaerenseLa iniciativa preví que los exámenes alcancen a los aspirantes a ingresar a la administración pública y a quienes pretendan ocupar un cargo jerárquico en el gobierno provincial e invita a adherir a la norma a los Poderes Legislativo y Judicial.
El proyecto que analiza la cámara Alta fue presentado por el senador justicialista Manuel Lozano, quien explicó que el objetivo “no es controlar quí hace cada persona con su vida privada, sino ayudar a curarse a los que tienen una adicción”.
Adelantó que estudia otra iniciativa que establece la realización de una rinoscopía a los actuales funcionarios y
estatales públicos.
El proyecto precisa que será requisito para ingresar a la administración provincial la realización de un examen físico y
psíquico, “que incluirá la detección de adiciones a cualquier tipo de estupefacientes prohibidos por la ley nacional 23.737”.
El objeto de estos controles es “preservar la salud de los empleados y funcionarios, como así tambiín disminuir el tráfico de drogas nocivas en el territorio de la provincia de Buenos Aires”.
“En el supuesto caso que, de los estudios a realizar, surgiere una adicción al consumo de drogas, la persona deberá someterse a un tratamiento de rehabilitación”, detalla la iniciativa.
El senador que elaboró el proyecto remarcó que no se trata de impedir al adicto el acceso a los cuadros administrativos sino “facilitar los medios necesarios para ayudar a superar la adicción a quien la padece”.

Fuente: infoban.com.ar