El vicepresidente de la Nación y candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, pidió hoy a los padres de las víctimas de delitos violentos que colaboren en la lucha contra el delito.
“Vamos a trabajar juntos”, propuso Scioli en una reunión mantenida en el Senado con padres de víctimas fatales. “La inseguridad no se va a resolver desde una sola área” y “con voluntad sólo no se puede”, subrayó.
Scioli dijo que “tiene que intervenir la policía, la justicia, ustedes y el gobierno provincial” y les manifestó a los padres de las víctimas de la inseguridad en la provincia de Buenos Aires que sin ellos “no se puede hacer nada”.
El candidato a gobernador bonaerense afirmó que sentía un “profundo respeto” por el dolor de los familiares de las víctimas, y adelantó que “hay que pasar a la ofensiva contra el delito”.
A su turno, los visitantes le pidieron a Scioli que se abra un canal de comunicación permanente si es que es elegido gobernador de la provincia, al tiempo que le reclamaron que se mantenga la continuidad del actual Centro de Protección a la Víctima.
“Lo que anda bien y tiene resultado y consenso seguirá funcionando, siempre con la idea de hacer algo superador a lo que está”, afirmó el vicepresidente de la Nación.
La reunión entre Scioli y los padres de víctimas de la violencia se llevó a cabo esta mañana en el Salón Gris de la cámara alta, que funciona como una recepción al despacho del presidente del Senado.
Allí, en una reunión de alrededor de una hora, Scioli le pidió a cada uno de los progenitores que relatara su experiencia. Así, intervino Luis Bordón, padre de Sebastián Bordón asesinado por efectivos de la policía de Mendoza en su viaje de egresados, y Raquel Wittis, madre de Mariano, quien en 2000 fue asesinado por la policía bonaerense al ser confundido con un ladrón.
Tambiín estuvieron presentes Emilse Peralta, madre de Diego Peralta, secuestrado y asesinado en 2002; Elsa Gómez, madre de Daniel Sosa, asesinado por la policía en febrero de 2001; Oscar Castelucci, padre de Martín Castelucci, asesinado a golpes por patovicas de una disco de la localidad bonaerense de Lanús; y Analía Maceo, testigo del juicio contra el ex capellán de la Policía Bonaerense, Christian Von Wernich.

Fuente: infoban.com.ar