El hijo de 11 años de Alberto de la Torre, uno de los principales detenidos por el robo al banco Río de Acassuso, fue liberado luego de estar dos días secuestrado.Fuentes judiciales y policiales informaron que el chico fue secuestrado el sábado pasado luego de visitar a su padre en el penal de Florencio Varela y pese a que no se pagó rescate, por su liberación los captores pedían “el botín” del robo al banco.
El abogado Ernesto Vissio, defensor de De la Torre y otra imputada por el asalto al banco, descartó que este secuestro se trate “de una interna de la banda” como lo estimaron los pesquisas y pidió que se investigue “a fondo” porque considera que “hipótesis hay muchas, entre ellas la mano de obra desocupada de policías desplazados”.
La víctima del hecho es el hijo del detenido y de una testigo clave de la investigación del robo, Alicia Di Tulio, bautizada como “la despechada” por haber delatado a concubino en esa investigación y conocida además por ser la hermana de Margarita Di Tulio, la famosa “Pepita la Pistolera” del caso Josí Luis Cabezas.
Pero íste no fue el único secuestro vinculado al “robo del siglo” ocurrido el fin de semana, ya que una hermana de Silvia Fernández, otra mujer vinculada a De la Torre que estuvo detenida por el robo de Acassuso, denunció que fue secuestrada durante 11 horas.
El niño fue liberado sano y salvo alrededor de las 15.30 de hoy en la ruta 6 a la altura de la localidad bonaerense de San Vicente y los investigadores creen que los captores abortaron el secuestro cuando se dieron cuenta de que había sido denunciado y ya trabajaban la justicia y la policía.
Por el caso, cuya investigación está a cargo del fiscal federal porteño Jorge Di Lello, aún no hay detenidos.
Todo comenzó la tarde el sábado pasado cuando Di Tulio y su hijo de 11 años salieron de la cárcel de Florencio Varela, donde visitaron a De la Torre.
Según denunció la mujer, si bien intentó impedirlo, un grupo de delincuentes capturó al chico, la golpeó a ella, le dijeron que querían cinco millones de pesos como rescate y lo llevaron cautivo en un auto.
Di Tulio regresó a su domicilio del barrio porteño de San Cristóbal y desde allí denunció el hecho por telífono a la Policía Federal.
El caso recayó en la fiscalía de Di Lello, quien de inmediato convocó a los expertos de la Unidad Especial Fiscal Móvil para la Investigación de Secuestros Extorsivos (UFASE) de la Procuración General de la Nación, que dirige el fiscal federal Alberto Gentilli.
Los fiscales pusieron a trabajar a la División Antisecuestros de la Policía Federal, a la Dirección General de Investigaciones de Delitos Complejos de la policía bonaerense, la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora y la oficina de Observaciones Judiciales (OJ) de la SIDE.
“Se produjeron varios llamados extorsivos desde líneas fijas y móviles, todos provenientes de la zona sur, y si bien la madre dijo que le pidieron cinco millones de pesos, de las escuchas surge que los secuestradores no dieron una cifra y sólo hablaban de la plata que tenía del botín del Banco Río”, contó a Tílam uno de los investigadores.
Las fuentes contaron que debido a una crisis nerviosa por el secuestro de su hijo, Di Tulio ayer sufrió una descompensación y tuvo que ser internada en el Hospital Penna de la Capital Federal.
Tras 48 horas de cautiverio, el secuestro tuvo un desenlace inesperado esta tarde cuando a poco de realizar una nueva llamada extorsiva, los captores liberaron al chico sano y salvo en San Vicente.
Un camionero que lo vio abandonado en el cruce de las rutas 6 y 58, lo levantó, el chico le dijo que había estado secuestrado y lo llevó directamente a la comisaría primera de San Vicente. “Creemos que decidieron abortar el secuestro porque se dieron cuenta de que la policía ya estaba trabajando en el caso”, dijo a Tílam una fuente de la investigación.
Lo curioso para los investigadores es que en forma casi paralela, el sábado por la tarde, la hermana de Silvia Fernández, una mujer tambiín ligada a De la Torre que estuvo preso por el robo acusada de hacer de “campana”, pero fue liberada por falta de mírito, denunció que estuvo secuestrada.
Según la denmuncia, a la hermana de Fernández la tuvieron 11 horas secuestrada dando vueltas por Puerto Madero, pero fue liberada.
Otra hermana de Silvia Fernández tambiín denunció ante el fiscal federal Carlos Rívolo que fue vícitma de un secuestro extorsivo el 20 de julio pasado.
Una fuente de la investigación dijo a Tílam que estos secuestros, investigados por la Policía Federal, “son
prácticamente indemostrables”.
Alberto de la Torre, alias “Beto”, fue uno de los primeros detenidos por el denominado “robo del siglo” cometido el 13 de enero pasado en la sucursal Acassuso del banco Río, donde un grupo de ladrones tomó rehenes, saqueó las cajas de seguridad y escapó por un túnel al desagüe pluvial con un botín millonario.
Actualmente, por ese hecho, De la Torre está procesado con prisión preventiva.

Fuente: infoban.com.ar