La Policía municipal de San Miguel detuvo a dos hombres armados que presuntamente se dedicaban a cometer robos mediante el “cuento del tío”, solicitando ingresar a viviendas en nombre de supuestas empresas de servicios. Circulaban en un auto sin patente, lo que llamó la atención de los agentes, que los persiguieron y detuvieron exitosamente.

Tras la detención de los sospechosos, se logró secuestrar una pistola Bersa 9mm con 13 proyectiles intactos y una munición en la recámara, lo que según indicaron desde la investigación se debe a que “tenían decidido usarla”. Además de vestir ropa de trabajo de una supuesta empresa de servicios, tenían en su poder varias camperas de distintas firmas, precintos, y una planta de marihuana en el interior del auto.

Lo impactante de la persecución fue la estrategia utilizada por los delincuentes para escapar, ya que en plena fuga decidieron separarse y uno de ellos se arrojó peligrosamente del auto cayendo al asfalto, para luego intentar huir a pie, sin conseguirlo.

Los aprehendidos fueron trasladados a la comisaría 1ra de San Miguel donde quedaron a disposición de la justicia.