Una persona que presuntamente padecía trastornos neurológicos murió este lunes en una seccional de San Isidro donde había sido demorado por la policía por golpear las puertas e intentar ingresar a varias viviendas de la zona.

El hecho comenzó cerca de las 5 de la mañana de este lunes, en proximidades de las calles Dardo Rocha y Fleming de San Isidro, a metros del Hipódromo local, cuando Adrián Ponce De León (38) detuvo abruptamente la marcha del vehículo que conducía, un Fiat Palio blanco, y comenzó a golpear las puertas y tocar timbre de las casas aledañas, presuntamente con la intención de entrar a alguna de ellas.

Los vecinos dieron alerta a la policía que se hizo presente en el lugar. “Cuando llega el móvil policial este individuo empieza a correr, por lo que uno de los efectivos empieza a correrlo a pie y el otro en el móvil, hasta una estación de servicio ubicada a unos 300 o 400 metros”, relató a la prensa el superintendente de Zona Norte de la policía bonaerense, Josí Fabián Pagge.

Siempre según el relato del superintendente, cuando un efectivo alcanzó al sospechoso íste se trabó en lucha para evitar el arresto y hasta se zafó de las esposas, motivo por el cual entre varios debieron cargarlo en la caja de la camioneta policial, ya que no lograron ingresarlo al habitáculo debido a la resistencia que oponía.

“Mientras tanto se pide una ambulancia y se lo conduce a la dependencia policial (la 10ma. de Martínez), donde el individuo sigue con su actitud de pelea, de lucha”, agregó Pagge.

“Finalmente -añadió el funcionario policial- en un momento, cuando estaba tranquilo, queda tendido en el piso y fallece en el lugar”.

Pagge identificó al fallecido como Adrián Ponce De León (38), quien vivía en la localidad de Caseros y aparentemente tenía problemas neurológicos.

Por su parte, el jefe de la Departamental San Isidro, Jorge Nasrala, agregó: “No tenemos registrado ningún hecho delictivo, extraoficialmente tenemos sí registrado que esta persona tendría problemas neurológicos y cuando no tomaba la medicación se tornaba incontrolable”, explicó Nasrala.

El hecho es investigado por la Justicia de San Isidro y se desdobló en dos causas. Por un lado, el fiscal de Martínez Gastón Garbus investiga todo el episodio de los incidentes hasta la detención de Ponce de León. Pero como Garbus trabaja todo el año con el personal de la comisaría 10ma. de Martínez, por una cuestión de transparencia, la muerte de Ponce de León en la seccional será investigada por el fiscal de Boulogne Sergio Szyldergemejn.

Garbus dispuso además que en las pericias actúe la Gendarmería Nacional y no la Policía Científica bonaerense y que la autopsia de la víctima sea realizada por los forenses de la morgue judicial de Lomas de Zamora.

Fuente: infoban.com.ar