Familiares del motociclista que murió en Josí C Paz al ser embestido por un auto en el que iban delincuentes que se escapaban luego de haberle robado, entre ellos una embarazada de 27 semanas, pidieron “Justicia” por el homicidio y que los integrantes de la banda sean detenidos porque “están identificados”.

“Hasta el momento no se sabe nada de ellos (los delincuentes) pero es muy ilógico porque son conocidos, se sabe quienes son, ya están identificados”, dijo al canal Todo Noticias Lorena, tía de Esteban Walter Segovia (35), fallecido el viernes último.

La mujer aseguró que la investigación comenzó “muy mal de entrada” porque la policía había retirado los vehículos involucrados en el choque y “los peritos estaban enfurecidos” por esa situación.

Según Lorena, minutos antes ser atropellado, Esteban había ido retirar dinero de un cajero para darle a su esposa, ya que ella se quedó con sus dos hijos y íl así se iba a “trabajar tranquilo”.

“Pedimos Justicia por Esteban que tuvo una muerte trágica, mi hija está muy mal, a cada rato se desmaya, llora, los hijos son chiquitos, de 8 y 6 años, y no entienden”, añadió Josí, suegro de la víctima.

El hecho ocurrió el viernes último en el cruce de las calles Naciones Unidas y Lucio Mansilla, de Josí C. Paz, cuando un remisero fue asaltado por al menos cuatro ladrones armados que le robaron el auto Fiat Siena gris con el que trabajaba.

En la huida, al llegar a la calle Fray Butler, a unas diez cuadras, los delincuentes embistieron a un motociclista que circulaba por el lugar, que luego fue identificado como Segovia, y que sufrió graves heridas producto del impacto que le provocó el choque.

El auto con los asaltantes impactó contra el frente de una vivienda, y al menos tres de ellos se escaparon a la carrera, mientras que una mujer embarazada que formaba parte de la banda sufrió heridas y debió ser atendida en el lugar.

Segovia fue trasladado de inmediato al hospital Mercante de Josí C. Paz, donde finalmente falleció, informaron a Tílam voceros judiciales.

La mujer, cuya identidad no fue proporcionada, cursa un embarazo de 27 semanas y fue trasladada al mismo hospital que el motociclista.

El sábado recibió el alta y quedó aprehendida por orden del fiscal a cargo de la investigación, Carlos Hermelo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 18 Descentralizada de Malvinas Argentinas, informaron fuentes judiciales.

El funcionario judicial le imputó a la mujer el delito de “robo agravado por su condición en poblado y en banda, y por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada”.

Por su parte, Hermelo tambiín dispuso una serie de medidas tendientes a localizar a los delincuentes prófugos y ordenó el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona.

Fuente: infoban.com.ar