El intendente de José C. Paz, Mario Ishii, consideró que hacia fines de agosto el país va a estar “como en 2001” a raíz de las consecuencias económicas de la cuarentena por coronavirus.

Para el alcalde peronista la pandemia aún no alcanzó “el pico máximo” y advirtió que “no llegó lo peor”.

En una entrevista que brindó al diario Perfil, ofreció un pronóstico alarmante: “Para fines de agosto vamos a estar como en 2001 aproximadamente. Viví dos saqueos y pienso que la gente va a volver a 2001. A las empresas medianas y a las pymes no les alcanza para nada, por más que las ayuden. Tienen el mismo gasto y se están fundiendo”.

El jefe comunal de José C. Paz está preocupado por el escenario de crisis que hoy atraviesa su distrito, de los más pobres del conurbano, y que podría agudizarse en las próximas semanas.

A su entender, la situación es comparable con la del 2001, cuando él ya era intendente del municipio, que gobierna desde 1999, con una sola interrupción entre 2013 y 2015 cuando se desempeñó como senador provincial.

“Cuando en 2001 explotó fue por hambre. Salieron a saquear todos los negocios por comida. Hoy la bronca es de la gente que está sin trabajar. Y lo peor es que muchos están con necesidades mucho mayores que en 2001”, analizó.