Se trata del vicepresidente de dicho club, que fue mantenido cautivo por delincuentes que finalmente lo abandonaron cuando al vehículo se le reventó un neumático.
El vicepresidente del club Argentino de Merlo fue asaltado por tres delincuentes que entraron a su casa de ese distrito, lo golpearon y cortaron con un estilete, le robaron y se lo llevaron atado y cautivo en su propio auto, a bordo del cual lo abandonaron cuando se reventó un neumático en una ruta camino a Marcos Paz.
Fuentes policiales y el padre de la víctima contaron esta mañana que el hecho se inició la noche del pasado domingo y se extendió hasta la mañana de ayer cuando el vicepresidente de la entidad deportiva, Martín Victoriano Brieva, de 35 años, fue hallado atado dentro de su Toyota Corrolla detenido sobre la ruta 200, en Marcos Paz.
Los voceros policiales informaron que el hecho se inició cerca de las 23 del domingo cuando Brieva llegó a
su casa, situada en Libertad al 100 de Merlo, donde vive con su esposa y sus tres hijos, en ese momento todos de paseo en Pinamar.
Según las fuentes, el hombre fue sorprendido en los pasillos por tres delincuentes armados que primero lo golpearon y luego lo cortaron con un estilete con fines de robo.
El padre de la víctima, Carlos Brieva, quien es presidente de Argentino de Merlo, contó esta mañana a la prensa que los delincuentes eran “gente muy sádica” ya que a su hijo lo cortaron en las piernas, brazos, en el pecho y la espalda en busca de dinero.
“El les entregó 2000 pesos que tenía ahí pero ellos insistieron. Lo bajaron a su auto, se lo llevaron, lo ataron y ahí
aparecieron dos personas mas de apoyo”, contó Brieva padre.
“Lo ataron y acostaron en el asiento de atrás y como a las 8 del lunes apareció atado en el camino a Marcos Paz”, detalló el hombre.
Los voceros policiales informaron que los delincuentes optaron por dejar abandonada a su víctima cuando se reventó uno de los neumáticos del Corrolla y no pudieron seguir la marcha.
Brieva permaneció varias horas inmovilizado en el auto hasta que vecinos lo vieron y llamaron a la policía.
Efectivos de la seccional primera de Merlo se acercaron al lugar y, tras desatar a la víctima, que había sido inmovilizada con el cable del cargador de su Nextel, dispusieron su traslado al hospital de Marcos Paz, donde recibió asistencia por los cortes y golpes sufridos.
Para el padre de la víctima se trató de un hecho de inseguridad y, si bien descartó que haya estado vinculado a su actividad en el club, contó que es el tercer episodio de este tipo que tiene como víctima a un miembro de la familia.
“Esta es una situación intolerable, es el tercer secuestro que tenemos. El anterior fue el mío, me golpearon mucho, me tuvieron siete horas adentro de mi casa, sucedió en septiembre del año pasado y en septiembre del año anterior tambiín hubo otro hecho, aunque en ese caso presuntamente fueron detenidos”, dijo Carlos Brieva.
El padre de la víctima dijo que, según cree la policía, el hecho del que fue víctima su hijo hubiera terminado probablemente en un secuestro extorsivo.
“La policía, por el camino en el que lo llevaban, está con la seguridad de que era un secuestro”, dijo Brieva padre.
Por su parte, fuentes policiales dijeron que en principio se trató de un hecho de robo común que no tendría
vinculación con la actividad de la víctima.
Brieva se hallaba esta mañana en su casa y durante la jornada iba a ser entrevistado por el fiscal del caso, Andrís de los Santos, quien aún no pudo tomarle declaración porque no se hallaba repuesto de los golpes.
La causa por robo doblemente calificado, privación ilegítima de la libertad y lesiones está radicada en la UFI 8 de Morón.

Fuente: infoban.com.ar