Un hombre detenido ayer en San Isidro tenía en su poder un arma del mismo calibre que el utilizado para matar a la ex modelo, y ahora intentan determinar su participación.
El individuo ya estaba en la mira de la justicia por el caso de la mujer asesinada en enero en una casa del barrio El Remanso, e inclusive se preparaba un allanamiento a su vivienda.
“Se trata de un ex preso al que estábamos por allanarle el domicilio como sospechoso y ayer fue detenido en San Isidro con una pistola del mismo tipo y calibre de la que estábamos buscando”, dijo a Tílam una fuente judicial.
El hombre fue detenido anoche en la villa La Cava y en su poder se encontró una pistola calibre 11.25, que está siendo peritada para determinar si es el arma con la que asesinaron a la ex modelo en su casa del barrio El Remanso.
Fuentes de la investigación informaron a Tílam que a pedido del fiscal de Zárate-Campana Marcelo Pernici, quien investiga el crimen de Rosana, la pistola iba a ser sometida esta tarde a un cotejo balístico para determinar fehacientemente si es el arma homicida.
Se trata de Rodrigo “Cachetada” Ojeda, de 27 años, a quien fuentes de la investigación lo vinculan a la banda que en septiembre asesinó al ciudadano alemán Helmuth Mielke en un country del partido de Exaltación de la Cruz.
“Se trata de un ex preso al que estábamos por allanarle el domicilio como sospechoso y fue detenido en San Isidro con una pistola del mismo tipo y calibre de la que estábamos buscando”, dijo a Tílam una fuente judicial.
Ojeda es oriundo de la villa la Cava de Bíccar, lugar donde fue detenido, pero no por el caso Galliano.
Un alto jefe policial explicó a Tílam que el domingo alrededor de las 18 un llamado al 911 alertó a la policía sobre dos hombres que estaban armados en avenida Rolón y Posadas de Bíccar, a dos cuadras de La Cava.
Móviles de la comisaría 1ra. y de la subcomisaría de La Cava acudieron al lugar y aprehendieron a “Cachetada” Ojeda y a un adolescente de 16 años, en cuyo poder la policía secuestró cuatro pistolas: una calibre 22, dos 9 milímetros y la cuarta, 11.25, con numeración limada.
Ambos quedaron detenidos, el adolescente alojado en un instituto de menores, y Ojeda en la comisaría 1ra., a disposición del fiscal de San Isidro Diego Calegari, imputados en una causa por tenencia de arma de guerra y resistencia a la autoridad.
Fuentes de la investigación del caso Galliano explicaron que cuando el fiscal Pernici se enteró que Ojeda había sido detenido en San Isidro, le envió hoy un oficio a su colega Calegari para pedirle el arma para un cotejo con las vainas y proyectiles secuestrados en la escena del crimen de Galliano.
Los voceros indicaron que Pernici está investigando a varias bandas de delincuentes que operan en la zona de Exaltación de la Cruz para ver si entre sus integrantes encuentra al autor material del crimen de Rosana y de esa manera llegar al autor intelectual.
Esta fuente explicó que Ojeda tendría vínculos con la banda de los hermanos Silva, uno de los cuales, Híctor Daniel (24), está detenido desde noviembre como uno de los autores del crimen del empresario metalúrgico Mielke en su casa del country “chacras del Molino”.
Pernici tiene como hipótesis la de un crimen por encargo y, como principal sospechoso de ser el autor intelectual, al viudo Josí Jacinto Arce (59) por el conflictivo divorcio que atravesaba con Rosana.
El vocero judicial comentó que uno de los hermanos Silva trabajó para Arce en su criadero de pollos de Pilar.
El crimen de Galliano ocurrió el 16 de enero en su casa quinta del barrio privado El Remanso, en el partido bonaerense de Exaltación de la Cruz, cuando cenaba con su hermana Mónica.
En ese momento recibió un llamado a su celular de su ex esposo y, como no tenía buena señal, salió al parque a hablar, donde la asesinaron de cuatro balazos.
Aunque la familia Galliano acusa a Arce por el homicidio, los pesquisas lo descartaron como autor material porque la noche del crimen estaba en el Hospital de Pilar, adonde llevó a un hijo porque tenía fiebre, pero lo investigan como posible instigador. Tambiín está en la mira de los investigadores, como otra posible autora intelectual del crimen, la madre de Arce y ex suegra de Rosana, Elsa Aguilar (78), quien en los próximos días
será llamada a declarar por el fiscal.
El crimen de Galliano ocurrió el 16 de enero en su casa quinta del barrio privado El Remanso, en el partido bonaerense de Exaltación de la Cruz, cuando cenaba con su hermana Mónica.
En ese momento recibió un llamado a su celular de su ex esposo y, como no tenía buena señal, salió al parque a hablar, donde la asesinaron de cuatro balazos.

Fuente: infoban.com.ar