A partir de su tratamiento en el Senado de la Nación de la norma para la cobertura de esta enfermedad, el concejal Roberto Fernández, autor de un proyecto de adhesión a la misma, manifestó su satisfacción.
El Senado de la Nación otorgó media sanción a la ley de trastornos alimentarios, que no solo incluye la problemática de la obesidad, sino tambiín la bulimia y anorexia. Así las empresas de medicina prepaga y las obras sociales deben cubrir, de manera obligatoria, el tratamiento de dichas enfermedades.
La iniciativa fue aprobada por 50 votos contra uno negativo y el próximo paso será enviarla a la Cámara de Diputados para que declare completamente de interís nacional la prevención y control de los trastornos alimentarios, y contempla una asistencia integral y una rehabilitación de los pacientes, que incluye además sus enfermedades derivadas y las medidas que eviten su propagación.
A nivel local, el concejal del Frente para la Victoria, Roberto Fernandez presentó varios meses atrás, un proyecto de resolución en adhesión a la ley de obesidad para que en Pilar sea considerada una enfermedad.
“En el momento de presentar el proyecto la ley estaba siendo analizada en el Senado de La Nación, hoy luego de un tiempo, va a ser una realidad. Ahora resta trabajar en la prevención de la obesidad, especialmente con los niños y adolescentes”, explicaba el Concejal Roberto Fernandez.
La iniciativa apunta a “la lucha contra la obesidad infanto-juvenil” y así, poder controlar la publicidad y promoción dirigida a niños menores de doce años, de alimentos con elevado contenido calórico de grasas y azúcar y pobres en nutrientes esenciales.
“Considero necesario en nuestra sociedad verdaderos cambios de hábitos y fortalecimientos en materia de salud, permitiendo una planificación en torno las costumbres alimenticias”, afirmó el Concejal.

Fuente: infoban.com.ar