La constructora Helport y un grupo inversor denominado Corporación Amírica presentaron su iniciativa de construir una autopista entre el Partido y Pergamino.

Son 180 kilómetros de la ruta 8 y requerida una inversión de 730 millones de pesos. Los trabajos son impulsados por el Gobierno Nacional. En medio de un día muy primaveral el Hotel Sheraton de Pilar fue el marco para anunciar la construcción de una autorruta que mejorará el transito entre el Partido y Pergamino. La empresa Caminos de Amírica y la constructora Helport serán los encargados de la construcción que demandará una inversión de 730 millones de pesos y demoraría cuatro años de tareas.
La presentación es parte de la ronda impulsada por el Gobierno en la cual distintas compañías están haciendo públicas iniciativas de obras. El Ejecutivo Nacional aún no declaró este proyecto de interís público, por lo cual aún no se comenzó con el proceso de licitación, en el cual el iniciador (Amírica-Helport) tendrá un 5% de ventaja a la hora de cotizar.
En los primeros 20 kilómetros, de Pilar a Parada Robles, la autovía tendrá tres carriles por mano. En el resto, dos carriles por mano. Según el proyecto, se construirán 15 distribuidores a distinto nivel y más de 1.350 metros lineales de puentes. La mano de obra ocupada directa durante la construcción será de 1200 personas.
Se pavimentarán las banquinas y realizarán los correspondientes trabajos de iluminado y forestación.
»Los beneficios serán muchos –indicó el Ing. Testoni – se reducirán los tiempos de viaje y los costos de combustible, bajará la tasa de accidentes, favorecerá a la radicación de industrias, se valorizarán las propiedades, se beneficiará el turismo y se reactivará la mano de obra». Actualmente, se están realizando los estudios de suelo correspondientes y determinando los sitios en los que se distribuirán los puentes.
El dato que no hizo recordar viejas dícadas fue la de una posible financiación por medio de peaje. «Pero cómo se instrumentará es algo que debe definir el Gobierno cuando se avance en el proyecto», precisó Juan Manuel Collazo, responsable del proyecto en el grupo Amírica. «Hay que destacar —agregó el ejecutivo—, que las iniciadoras son empresas de capital nacional, y que la financiación tambiín será de capitales nacionales».
La presentación estuvo compuesta por datos precisos pero quedaron algunas dudas sobre: cuánto costará el peaje y en quí lugares se instalarán los puestos. A pesar de asegurar que el tema está siendo estudiado, no se dieron precisiones sobre cómo se recuperará la inversión. Caminos de Amírica pertenece al grupo económico Eurnekián que tiene la posibilidad de contraofertar si otra empresa realizara una mejor propuesta en la licitación. De aprobarse el proyecto de Caminos de Amírica, las obras comenzarían en el primer trimestre de2006.

Se acortan las distancias

Las ciudades de Pilar y Pergamino están separadas por unos 180 kilómetros. En la actualidad, la Ruta 8 presenta en ese recorrido un cordón asfáltico de un carril por sentido, banquinas de tierra y una forestación muy próxima al paso de los vehículos. Calculan los automovilistas que el tiempo de demora entre las dos ciudades es de unas dos horas y media. «Los problemas más frecuentes son las demoras, los congestionamientos y los accidentes, en especial los choques frontales», expresó el Lic. Collazo.
La obra sería dividida en cinco tramos, a saber: Pilar-Parada Robles; Parada Robles-San Antonio de Areco; San Antonio-Capitán Sarmiento; Capitán Sarmiento-Arrecifes y Arrecifes-Pergamino. «El objetivo es modificar las condiciones actuales de circulación -precisó, por su parte, Testoni-, debido a que la Ruta 8 es considerada obsoleta desde la dícada de 1960».
El mismo Ingeniero explicó que la ruta «está diseñada para otras ípocas, en las que las velocidades eran distintas. Con las obras terminadas se podrá circular sin detenciones a un promedio de 120km/h, cuando en la actualidad el promedio no debería superar los 70km/h de velocidad».