Un policía se tiroteó con dos delincuentes y mató a uno de ellos, tras ser asaltado en la localidad de Loma Hermosa, en el partido de Tres de Febrero, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la calle Madariaga, en la intersección con Hugo del Carril, cuando un efectivo policial, que se hallaba vestido de civil y junto a su hija, estacionaba su vehículo marca Renault Sandero de color azul y fue interceptado por dos ladrones armados con fines de robo.

Según las fuentes, uno de los delincuentes obligó a descender del vehículo a los dos ocupantes, y ante esa situación, se produjo un forcejeo y un disparo del arma del asaltante.

Para repeler la agresión, el policía efectuó dos disparos con su arma reglamentaria y baleó a uno de los ladrones.

Los voceros dijeron que las víctimas del intento de robo resultaron ilesas y los dos delincuentes lograron escapar del lugar.

Posteriormente, la policía tomó conocimiento del ingreso al Hospital Bocalandro de un joven de 17 años con una herida de arma de fuego en el tórax, a raíz de la cual murió poco después, añadieron las fuentes.

Por las características fisonómicas y por la vestimenta, los pesquisas presumen que el fallecido puede llegar a ser el agresor que intentó robar al policía.

Según fuentes judiciales con acceso al expediente, aún resta certificar fehacientemente que la persona fallecida haya estado involucrada en el hecho en cuestión.

En tanto, los investigadores incautaron el arma de fuego del efectivo policial para realizar el cotejo con el resultado de la autopsia, y establecer si existe relación entre el proyectil que produjo la herida que dio muerte al joven y la munición del arma reglamentaria.

Esos peritajes estarán a cargo de especialistas de Gendarmería Nacional, ya que por tratarse de un hecho que involucra a un policía el fiscal encomendó las tareas de investigación a otra fuerza de seguridad.

A su vez, los investigadores realizaban diligencias para dar con el paradero del otro sospechoso que se encuentra prófugo.

En la causa interviene de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial San Martín, a cargo de Daniel Cangelosi, quien analizaba la evidencia recolectada y por el momento no adoptó ningún temperamento con el policía.