Policías bonaerenses realizaron hoy un operativo en busca de Erica Soriano, desaparecida hace más de un mes, en la casa de su pareja, Daniel Lagostena, por orden del fiscal del caso y bajo la hipótesis de que la mujer estaría muerta.

Efectivos de la DDI de Lomas de Zamora llevaron a cabo esta tarde un rastrillaje por la vivienda de Lanús que compartían Soriano, de 30 años, y Lagostena con un sofisticado aparato conocido como “georadar”, que permitiría determinar si se han producido movimientos de tierra con una profundidad de hasta cuatro metros.

El abogado de la familia de la mujer desaparecida, Ariel Ursino, adelantó, además, que en los próximos días -probablemente este lunes- se llevarán a cabo una serie de exhumaciones en el cementerio de Lanús, para determinar si la mujer fue enterrada allí irregularmente.

En tanto, el letrado se quejó porque la Fiscalía a cargo de la investigación dio aviso a Lagostena de que se realizaría hoy la búsqueda en su domicilio y precisó que a raíz de esta nueva medida se desprende que la Justicia tiene la “hipótesis de que (Soriano) está sin vida”. El operativo se llevó a cabo en la casa de Coronel Santiago al 1.200, en el partido bonaerense de Lanús. Ursino señaló que tanto íl como la familia de Soriano están “preocupados” porque “Lagostena sabe que van a hacer esa medida” desde “semanas antes”.
“Le avisa” que se iba a hacer la búsqueda, por lo que “ya hace un tiempo que íl sabe que van a hacer esta medida”, lamentó el letrado, en declaraciones al canal de cable Todo Noticias.

La Fiscalía, estimó, pudo “pedir un allanamiento” para este tipo de medida, pero al haber sido advertido, Lagostena ya sabía que la Policía buscaría un cuerpo en su vivienda, entonces ya no hubo “sorpresa” ni “inmediatez”, advirtió.

Erica Soriano, quien se encontraba embarazada de dos meses y medio, fue vista por última vez el 21 de agosto pasado, cuando salió de su casa de Lanús rumbo a Villa Adelina, donde vive su familia, pero nunca llegó.
Días pasados los investigadores habían hallado manchas de sangre en la vivienda, que aún están siendo analizadas, y hoy se dispuso indagar un presunto enterramiento en el lugar.

Ursino señaló que “la esperanza siempre está” de hallarla con vida, pero admitió que quien “está más convencido” de su muerte “es el fiscal”, ya que la familia “no pidió” los procedimientos encarados en busca de su cuerpo.
“Las últimas medidas que está haciendo el fiscal todas buscan un cadáver”, manifestó el letrado.

Los investigadores, de esta forma, no descartan que Lagostena la haya “asesinado” y “ocultado o enterrado con otra identidad”, algo que el hombre ha negando en forma terminante.

Por otra parte, la Fiscalía ya tendría definida la exhumación de al menos ocho cuerpos del cementerio de Lanús, ante la sospecha de que el propio Lagostena, haya logrado inhumar a Erica utilizando los contactos que le habría dado su padre, propietario de una cochería.

Fuente: infoban.com.ar