En el Hospital Materno Infantil “Dr. Florencio Escardó”, autoridades del Municipio de Tigre entregaron diplomas a 14 profesionales que realizaron sus residencias en el sistema de salud local – correspondientes al Programa de Residencias de la Provincia de Buenos Aires – en áreas como Pediatría, Neonatología, Tocoginecología, Obstetricia, médicos generalistas y trabajadoras sociales.

“Es un año muy particular por la pandemia pero queríamos llevar adelante este acto para reconocer la labor de los residentes que se egresan en el sistema de salud de Tigre. Son profesionales que posiblemente se sumen al cuerpo médico de la Secretaría de Salud del distrito, que tanto ha crecido en los últimos años mediante un gran trabajo del intendente Julio Zamora”, señaló el secretario de Salud, Fernando Abramzon, y añadió: “Tener un área de formación académica y docencia es tan importante como las asistenciales para garantizar el crecimiento de un sistema universitario y moderno”.

El Hospital Materno Infantil, el Hospital Oftalmológico y el Cafys de Troncos del Talar son sede de la Universidad de Buenos Aires y ofrecen cursos formativos a los especialistas. Desde el 2019 el Municipio implementó residencias de 1er año en Diagnóstico por Imágenes, Tocoginecología, y próximamente dispondrá de Oftalmología.

“Hoy se cierra una etapa para estos profesionales que adquirieron su especialidad y por supuesto van a poder desarrollar su carrera con las mejores herramientas. Es fundamental que los más jóvenes puedan aprender de los mayores para incrementar sus conocimientos al servicio de la comunidad de Tigre. Apostamos a que las nuevas generaciones elijan el sistema de salud del distrito para que puedan realizar este proceso académico”, expresó la directora ejecutiva del Hospital Materno Infantil, Alejandra Fontao.

Las residencias duran 4 años en el caso de los médicos y se reciben de pediatras, tocoginecólogos, neonatólogos y médicos generalistas; y 3 años en el caso de las obstétricas y trabajadoras sociales.

Al respecto, Fabricio Fariña, quien está culminando su residencia en Medicina General en el Cafys de Troncos del Talar, agradeció el aporte académico del Municipio y dijo: “Fueron 4 años de cosas muy lindas como conocer el barrio; soy tigrense y esta experiencia tuvo ese condimento especial porque voy a trabajar donde me crié. Formarse bajo el manto del Estado es muy valioso para volcar los conocimientos al servicio de la comunidad”. Por su parte, Karen, especializada en obstetricia comentó: “Fue un camino largo e intenso pero muy gratificante porque pudimos hacerlo en un lugar increíble como el Hospital Materno Infantil”.

Cabe destacar que desde el inicio de la pandemia de COVID-19, el Hospital Materno Infantil de Tigre incorporó 11 camas de internación para madres de diagnóstico positivo de coronavirus que no pueden hacer el aislamiento en su domicilio. A su vez, el establecimiento está sectorizado en zonas rojas (para pacientes sospechosos) y zonas verdes (para personas sanas).

En 2019 el Municipio incorporó en la Maternidad un lactario en el sector de pediatría; que se sumó al ya existente en el área de neonatología. Es un espacio que asegura la correcta elaboración de las fórmulas lácteas para los niños que se encuentran internados, con el fin de dar forma a un circuito de prevención de contagio de enfermedades.

Estuvieron presentes: los concejales Gisela Zamora, Rodrigo Molinos, Daniel Gambino y Lucas Gianella; la subsecretaria de Salud, Julieta Savini; la directora general de Medicina Asistencial, Analía Cursi y demás autoridades municipales.