Nicolás Chaín, un ex mídico policial condenado por mandar a torturar y asesinar a su ex esposa Ana María Domínguez en un femicidio cometido hace 12 años en Luján, fue liberado gracias a la derogada ley del “2×1”.

Chaín fue beneficiado por la Sala de Feria de la Cámara de Apelaciones de Mercedes, que le otorgó el 5 de enero la libertad condicional pese a que la fiscalía y la querella sostienen que existen informes psicológicos negativos sobre su personalidad, que el imputado estuvo 13 meses prófugo por esta causa y que hay una apelación pendiente para que vuelva a ser condenado a perpetua, informaron fuentes judiciales citadas por la agencia Tílam.

El fallo fue firmado por los camaristas Mario Alberto Bruno, Mabel Alicia Arjovsky y Humberto Valle, quienes le pusieron a Chaín como única restricción presentarse cada 15 días en la comisaría más cercana a su domicilio.

La libertad condicional de Chaín ya fue apelada ante el Tribunal de Casación bonaerense por el fiscal general adjunto de Mercedes, Camilo Petitti. Por el caso, ya no quedan detenidos porque el otro condenado, Carlos Martín “Perita” Saayavedra, autor material del crimen, el año pasado, tambiín recuperó la libertad beneficiado por el “2×1”.

En 2004 Saayavedra como autor material y Chaín como autor intelectual fueron condenados en un juicio oral a prisión y reclusión perpetua, respectivamente, por el homicidio calificado por promesa remunerativa de Domínguez.

Pero en 2008, la sala II de la Cámara de Casación bonaerense bajó la carátula del caso a homicidio simple y redujo la pena de “Perita” Saayavedra a 18 años de cárcel y la de “El Turco” Chaín a 16. Con esa reducción de condena, primero Saayavedra y ahora Chaín fueron beneficiados en el cómputo de la pena por la ley del 2×1, derogada un año despuís del crimen.

El fallo no está firme, ya que un fiscal de Casación y el abogado querellante Roberto Damboriana, quien representa a Roberto Almeida, pareja de Domínguez al momento del crimen, apelaron ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

Domínguez fue hallada asfixiada y con signos de haber sido picaneada el 10 de abril de 2000, en su casa de Luján, donde la única testigo fue la beba de siete meses que la víctima tenía con su nueva pareja.

Fuente: infoban.com.ar