El ilícito fue detectado por la cámaras del centro de monitoreo cuando el sospechoso trató de escapar a la carrera.

El hecho ocurrió en las últimas horas cuando un joven entró a una carnicería con fines de robo. Desde el Centro de Operaciones (COT), un controlador en el monitoreo habitual detectó al sospechoso que escapaba tras salir del comercio, además de transeúntes alborotados alrededor.

Al tiempo que el COT recibía la denuncia del 911 que alertaba que un hombre con gorra roja y bermudas había cometido un ilícito, se le hizo un seguimiento con las cámaras de seguridad.

Las cámaras de seguridad lograron visualizar cómo el delincuente se había sacado la campera y estaba en la calle queriendo parar autos.

Los móviles del CPC y del COT lograron llegar rápidamente donde estaba el sospechoso, y lo detuvieron. El sospechoso fue trasladado a la dependencia más cercana y fue puesto a disposición de la fiscalía.

Fuente: infoban.com.ar