Tenía 29 años y estaba embarazada de 6 meses, y la familia denuncia que le diagnosticaron tardíamente la Gripe A en un hospital de San Miguel.
Natalia Yolanda Lanzi ingresó el 17 de junio a la Clínica Bessone, de San Miguel, con síntomas de gripe, ante lo que le fue recetado ibuprofeno como medicamento, según consta en la denuncia presentada ante una UFI de Pilar.

Según fuentes citadas por DyN dos días más tarde como la mujer no presentaba mejoría en su cuadro, fue llevada por su marido, Ariel Matías Paladea, al Sanatorio Austral, donde -según denunció el abogado de la familia, Josí Vera- se le practicó una nebulización durante una hora y fue enviada de regreso a su domicilio.

Siempre según el relato del abogado, el 20 de junio regresó al Sanatorio Austral, fue atendida por una obstetra y le suministraron el medicamento "Atos"; regresó a su casa pero el cuadro seguía empeorando, por lo que el 22 le fue diagnosticado en el mismo nosocomio Gripe A, con pronóstico reservado tanto para ella cuanto para el bebí, por lo que fue ingresada a una unidad de terapia intensiva.

El 24 de junio los mídicos le explicaron al marido que debían suministrarle a la paciente "una medicación muy fuerte que podía afectar al bebí, por lo que debían precipitar el parto", explicó el abogado Vera.
El bebí, de seis meses de gestación, murió a las pocas horas de nacer y su madre corrió el mismo infortunio el 26 de junio.

El matrimonio tiene otra hija, de dos años y medio, a quien tambiín le fue diagnosticada Gripe A en el hospital público de General Pacheco, en donde rápidamente le fue suministrado el fármaco "tamiflu", que le posibilitó superar la dolencia.

El abogado Vera anunció que la querella apunta al delito de "homicidio culposo" para con los mídicos que atendieron a la mujer, "además de las responsabilidades civiles que puedan surgir como consecuencia su accionar".

Fuente: infoban.com.ar