Escobar presenta una particularidad, la mitad del electorado vota homogínea y disciplinadamente por el tandem Paufe-P.J, y estos dos partidos se quedan con todos los cargos electivos…… el otro 50% de los escobarenses en condiciones de sufragar, o no votan, o lo hacen en blanco, o bien se fragmentan en pequeñas estructuras partidarias que no prosperan, y se quedan sin nada.
Esto produce la curiosidad de que Escobar es uno de los poquísimos distritos donde la U.C.R o sus partidos derivados como el ARI o Recrear no tienen ni un solo concejal, a pesar de tener un diputado nacional como Roberto Costa; y más raro aún, el peronismo no tiene Consejeros Escolares, todos sus integrantes son pattistas.
Todos los anotados en la grilla para Octubre esperan poder torcer esta historia, pero saben que es difícil, en el último comicio el tercero en discordia fue “Chiche” Ranieri, quien aún contando con una profusa publicidad no alcanzó los 3.500 votos, y son necesarios casi 8.000.
(Viene de tapa)Pero gracias a una acertada táctica hay dos que se destacan del resto y aparecen con posibilidades, por derecha; Miguel Jobe, ex diputado nacional pattista y hoy concejal opositor, referente de Mauricio Macri en la zona, logró convencer al prestigioso viverista Telmo Hisaki para que encabece la boleta de Recrear, ex presidente de la influyente institución que organiza anualmente la Fiesta de la Flor, Hisaki tiene nombre propio entre el sector empresarial más pujante de la economía zonal. Suma además a Luis Pietrobón, de Ing. Maschwitz, quien trae el aval del  grupo Olavaria, con lo que esperan sumar los votos del radicalismo más conservador, si le agregamos los votos de Macri y de López Murphy, más lo que aporta Jobe de su trabajo sobre los pattistas desencantados y no peronistas, cuentan con un buen plafond para soñar con una banca.
Más hacia la izquierda, el Partido Socialista logró que la docente Gabriela Steward Usher, ex concejal radical de aceptable desempeño, vaya al frente de su lista. La maschwitchense puede representar al sector independiente y radical progresista que espera tener una voz en el H.C.D., arriman porotos el tradicional caudal del viejo partido fundado en Escobar por Don Juan Amor y la posibilidad, que se está discutiendo, de conseguir el apoyo de fuerzas de izquierda menores.
En contra  de esta perspectiva juega que Gabriela divide votos con la tambiín docente Aída Holtz, que va por el ARI, hubo conversaciones para lograr acercamientos, pero nadie de los de arriba en las estructuras partidarias quiso ceder.
Mucho más atrás vienen la U.C.R., que comandada por Roberto Costa se encamina hacia otra previsible catástrofe electoral,  ya que nunca logró armar un discurso atractivo para los no pattistas, incluso se ve al partido de Alem siempre muy cerca del ex comisario para gusto de los opositores. Otra vez los afiliados optarán por otros colores.
Y para el P.J. ahora reducido a las huestes duhaldistas que llevadas de la mano por el diputado nacional Jorge Landau, parecen querer confirmar a toda costa su fama de perdedor, esta vez eligió para cabeza al ex intendente Fernando Valle, quien quedó muy golpeado por el dinamismo mostrado en las dos intendencias de Patti, tres veces intendente peronista, pero despuís de la paliza deambuló sin rumbo por el Frepaso y con Cavallo.
Calentando los motores mirando a lo lejos la bandera a cuadros de los 8.000 votos, es casi imposible sin ceder a favor de construcciones más pluralistas que en el Concejo se oiga la voz de la mitad de los escobarenses que no están representados.

Fuente: infoban.com.ar