Las amenazas telefónicas que recibiera la presidenta de Madres del Dolor fueron identificadas por la justicia bonaerense, aunque no se individualizó al autor.Fuentes judiciales precisaron que los llamados, efectuados uno inmediatamente a continuación de otro y de corta duración, fueron realizados desde el octavo piso de un edificio situado en Jaramillo y Cramer, en el barrio porteño de Núñez.
Los voceros dejaron trascender que la línea telefónica está registrada a nombre de una mujer y ahora se procura determinar si los realizó la propietaria de la línea o si vive allí alguna otra persona.
La pesquisa está a cargo de la Unidad Funcional de Investigaciones número tres de la localidad bonaerense de Martínez, donde vive Perrone.
Autoridades de esa dependencia ya le solicitaron al juzgado de rogatorias de la Capital Federal que efectuara las investigaciones tendientes a determinar si la vivienda de Núñez está ocupada de modo permanente o no, quiínes son sus habitantes, y quiín pudo haber concretado las llamadas. 
Viviam Perrone es la madre de Kevin Sedano, un adolescente de 14 años que murió el 8 de mayo de 2002, atropellado por un automóvil Ford Escort en Olivos cuando intentaba escapar de la agresión de una patota.
El día en que se cumplieron cuatro años del hecho, Perrone fue atacada en la puerta de su casa por un hombre que le recordó: “Te dijimos que te callaras la boca”, para luego propinarle un puntapií en el pecho.
Perrone fue auxiliada por los vecinos y tras el episodio fue internada en la Clínica de la Trinidad, de donde fue luego dada de alta.

Fuente: infoban.com.ar