La cadena de retail y empresas líderes de entretenimientos, moda y accesorios y gastronomía sellaron un acuerdo de contratación con el fin de crear oportunidades para más de 117 empleados afectados por la situación de emergencia de COVID-19.

En un contexto marcado por la transformación de las relaciones laborales en las grandes empresas y la incertidumbre en sectores no esenciales de comercio y servicio, Walmart Argentina anunció un acuerdo con las firmas CODERE, BSG (controlante de las marcas Isadora y TodoModa) y Arcos Dorados para la contratación de más de 117 trabajadoras y trabajadores para sus 92 tiendas en todo el país.

De esta forma, el personal que se encontraba suspendido por no poder retomar actividades en el sector de entretenimiento y recreación, gastronomía, moda y accesorios o turismo, podrá prestar tareas conservando sus ingresos. Asimismo, las contrataciones –eventuales y de forma directa- posibilitan compensar temporalmente licencias otorgadas por formar parte de una categoría de riesgo o estar aisladas por posibles contactos estrechos con casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

Con estos acuerdos, Walmart Argentina aspira a brindar una herramienta colaborativa entre aquellas empresas que están atravesando una difícil situación a causa de la emergencia socio-sanitaria y fomentar la oportunidad de que nuevos talentos desempeñen sus habilidades en un sector esencial, por un tiempo limitado e interactuando con equipos de trabajo de una industria diferente a la que pertenecen.

La implementación de este tipo de alianzas, en este contexto de particular, es clave a los ojos de las compañías firmantes “en vistas a incentivar prácticas colaborativas entre distintos sectores, que sean ejes de crecimiento y gestión de negocio, así como fortalecer el talento y generar oportunidades que permitan trabajar en equipos más igualitarios y con desafíos comunes” destacaron.

Por su parte desde Codere subrayaron que la empresa “seguirá cumpliendo con el pago de la asignación no remunerativa en el marco de las suspensiones por el art. 223 bis de la Ley de Contratos de Trabajo para los empleados que se incorporen a esta iniciativa, a quienes se les sumará el salario completo otorgado por la cadena de supermercados, pudiendo generar ingresos extras. Asimismo, esta práctica permitirá a los colaboradores realizar una experiencia laboral en otro sector, lo que también contribuirá a su desarrollo profesional.”

“La empresa se encuentra en una situación muy compleja al estar paralizada en un 100% desde hace más de 150 días. Desde entonces Codere Argentina ha puesto en el centro de sus esfuerzos el mantenimiento de las fuentes de trabajo y el empleo de sus más de 2700 colaboradores, y esta solución va en línea con esta prioridad”, afirmaron.

En concreto, el objetivo del convenio es reemplazar temporariamente a 117 trabajadores de Walmart que actualmente se encuentran de licencia. Los empleados continuarán teniendo relación de dependencia con Codere, sin perder ninguno de sus beneficios.