El Gobierno nacional está terminando de definir los detalles de un anuncio para reforzar la seguridad en la provincia de Buenos Aires, en un plan que prevé una inversión de unos 10.000 millones de pesos y el incremento de las fuerzas federales que hoy están desplegadas en el distrito.

Según informaron a la agencia Télam fuentes oficiales, el plan incluye una inversión total de unos 10.000 millones de pesos de fondos nacionales a distribuirse entre el Gobierno de la provincia de Buenos Aires y 24 distritos del Conurbano.

El plan será anunciado la semana próxima -entre jueves 3 o viernes 4- y si bien aún se siguen definiendo los detalles, el objetivo es duplicar la presencia de fuerzas federales en la provincia, lo que incluye efectivos de Prefectura y Gendarmería Nacional.

En los últimos días, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación se estuvo haciendo un relevamiento de los distintos distritos del conurbano y sus necesidades específicas en materia de seguridad, a la vez que hubo múltiples reuniones entre funcionarios nacionales, provinciales e intendentes.

Parte de los recursos irán al Gobierno provincial y parte a los municipios de manera directa, ya que -según explicaron las fuentes- “algunos municipios necesitan patrulleros, otros efectivos, otros hacer obras y es por eso que siguen las discusiones para ver cómo se hace más eficaz el despliegue de estos recursos”.

El 21 de agosto pasado, durante la firma de una serie de convenios para la realización de obras de infraestructura ferroviaria, el presidente Alberto Fernández adelantó que estaba trabajando “en una serie de medidas para garantizarles a todos los bonaerenses la seguridad que necesitan”.

“Vamos a dar batalla contra la inseguridad, no queremos hacernos los distraídos y si hay una demanda ciudadana que reclama más policías y más seguridad en las calles vamos a atenderla”, manifestó.

En tanto, fuentes consultadas por esta agencia en tres municipios bonaerenses indicaron que al menos desembarcarían en territorio de la provincia unos 4.000 gendarmes, y también confirmaron que habrá fondos destinados directamente a los municipios para sumar más cámaras de seguridad y patrulleros.

También se menciona como parte del proyecto identificar paradas de colectivos importantes y dotarlas de iluminación y cámaras de seguridad.

En este momento, en los municipios de la provincia de Buenos Aires conviven la policía local, manejada por el Gobierno provincial, la histórica policía bonaerense, que también responde al ministerio de Seguridad con sede en La Plata, además de una guardia urbana municipal, que son agentes que trabajan en seguridad pero no están armados.

Una fuente municipal consultada por esta agencia indicó que “la experiencia en el manejo de la pandemia con los fondos derivados directamente a los municipios es una fórmula que dio resultado y es probable que se repita el mismo esquema en materia de seguridad”.