La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, citó a declaración indagatoria al fiscal de ese distrito Claudio Scapolan para mañana acusándolo de asociación ilícita junto con policías, narcos, y abogados destinada al comercio de drogas y extorsiones.

Scapolan, ex titular de la Unidad Fiscal especializada en lucha contra el narcotráfico y hoy a cargo del Área Ejecutiva de Investigaciones Criminales de San Isidro, es citado como imputado y al tener fueros no fue detenido como lo fueron hasta el momento otros 12 acusados.

En la causa viene trabajando el fiscal federal Federico Domínguez, quien había solicitado la indagatoria de su par provincial Scapolán.

Sobre el fiscal pesan al menos dos hechos de narcotráfico donde “cortaron” el cargamento de dos bandas que traficaban droga, y parte de la misma fue puesta nuevamente en circulación, uno de ellos de un caso denominado “leones blancos” en el que se interrumpió el transporte de 500 kilos de cocaína.

Además, se lo acusa de al menos tres hechos de extorsión a narcos para no armarles causas.

En la causa, hay un total de 46 personas imputadas delas cuales 12 están detenidas y otra docena prófugos, y en su mayoría los acusados son policías, muchos de ellos comisarios; abogados, y funcionarios judiciales, de los cuales dos son secretarios que están detenidos.

El viernes pasado la Policía Federal hizo 35 allanamientos simultáneos, de los cuales uno fue en la fiscalía anti drogas que ocupaba hasta hace poco Scapolán antes de ser desplazado, una comisaría en Benavídez, y la Delegación San Isidro de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de la policía bonaerense, ubicada en la avenida Del Libertador 14243 de Martínez.