Voceros del Ministerio de Seguridad informaron que el episodio se produjo ayer cerca de las 17.30, cuando un vecino del club realizó una denuncia en la línea 134, tras observar al grupo de personas que ingresaba al lugar. Cuando los efectivos de la Base Operativa 8 de Gendarmería ingresaron al Club Atlético Pilar, en un predio dentro del club que está concesionado a una empresa privada y donde se organizó el torneo clandestino de Paddle, detuvieron a 14 personas que se encontraban violando las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Entre ellas se encontraba la mano derecha del intendente de Tigre, Julio Zamora, el secretario General y de economía del municipio, Fernando Lauría, quien sería socio del emprendimiento según se desprende del descargo que publicó en sus redes sociales luego de presentar la renuncia.

Lauría informó que en el Club Atlético Pilar “con el señor Claudio Herreros administramos las canchas de padel y tenis” y admitió: “En el día de ayer me acerqué al club para cumplir compromisos con respecto a gastos mensuales.”

Según relató “me sorprendió encontrarme con público en el lugar y mi socio me dijo que había alquilado algunas canchas debido a que hace más de 100 días que el mismo se encuentra cerrado y se nos genera una pérdida enorme.”

De acuerdo al relato de Lauría, estuvo sólo 10 minutos en el predio antes que llegaran las fuerzas de seguridad: “Llegué al Club a las 16,30 y a las 16,40 ingresó Gendarmería para clausurar el lugar”.

Por último luego de este descargo expresó: “Quiero pedir disculpas a toda la comunidad de Tigre y en especial al señor Intendente por los daños provocados”.

El socio que menciona Lauría, Claudio Herreros, estuvo ligado a otros emprendimientos y participó activamente en las redes sociales de las convocatorias en las que se pedía la apertura de actividades deportivas, que concretaron el pasado 14 de junio con una marcha a la Quinta de Olivos.

Durante el procedimiento en el que fue demorado Lauría, se secuestraron 5 vehículos, uno de los cuales es el que utiliza habitualmente el ex funcionario y que está a nombre del Municipio de Tigre, cuyo dominio registra más de 20 infracciones de tránsito, la mayoría fuera del distrito.

De acuerdo a los informantes judiciales, al momento de ser identificado por los gendarmes, el funcionario municipal dijo que era parte de la concesión que organizaba el torneo pero que él sólo había ido a mirar.

Sin embargo, en el expediente fueron incorporadas fotografías tomadas por los gendarmes cuando iniciaron el procedimiento en las que se lo vio jugando uno de los partidos del torneo.

“Haya jugado o no, implica la misma violación al aislamiento obligatorio”, explicó a Télam una fuente con acceso a la causa.

Según distintas fuentes, durante la jornada habrían estado también en el predio el ex ministro del Interior de Mauricio Macri, Rogelio Frigerio, y el Subsecretario de Deportes porteño Luis Lobo. Si bien desde el entorno de Frigerio lo desmintieron, en la últimas horas Lobo presentó también su renuncia.