El gobernador adjudicó la autoría de las agresiones en Lobería a “fiscales del PRO y miembros de la Sociedad Rural”.
El gobernador Daniel Scioli ayer vivió un mal momento cuando fue blanco de la agresión con huevos y piedras de un grupo de personas mientras visitaba la localidad de Lobería, en el marco de una extensa gira que realiza por distintas localidades del interior.
“El intendente de Lobería me acaba de decir que ya identificaron a las personas que ayer me atacaron y fueron
fiscales del PRO y miembros de la sociedad rural. Más claro echele agua”, dijo Scioli en declaraciones a medios periodísticos.
Scioli indicó “me van a tener que pegar un tiro para que deje de trabajar” al referirse a los ataques que realizó
ayer un grupo de personas en Lobería cuando visitaba esa ciudad, y señalo que “pueden tirar tiros, huevos o naranjas pero para que no llegue van a tener que derribar el avión”.
“Me van a tener que pegar un tiro -reiteró- para que yo deje de trabajar y van a tener que apuntar bien porque herido voy a seguir trabajando igual, para cumplir con la responsabilidad que tengo, porque son grupos pequeños, aislados, cada vez más marginados, que reciben el rechazo del resto de la sociedad”, dijo el gobernador
El mandatario bonaerense recordó que “con las dificultades” que enfrentó en su vida y con las situaciones que superó “pueden tirar piedras, huevos, naranjas, pero van a tener que derribar el avión para que no llegue”.
El gobernador analizó que quienes realizan estos ataques son “grupos pequeños, aislados, cada vez más marginados, que reciben el rechazo del resto de la sociedad, al tiempo que descartó que se trate de gente que trabaja en los campos.
“La gente de campo es de trabajo y no hace este tipo de cosas. Se trata de un pequeñísimo grupo que no superaban ayer en Lobería las 20 personas, y las diez personas en Tandil”, dijo el gobernador.

Fuente: infoban.com.ar