El Ministerio de Salud bonaerense entregó a los municipios de la provincia casi 500 mil dosis de vacunas antigripales en el marco de la campaña lanzada a fines de abril.
La campaña se extenderá hasta fines de julio y preví inmunizar a un total de 558.800 personas, es decir, casi el doble que el año pasado.
Con ese objetivo, se habilitaron 1636 puestos fijos de vacunación que funcionan en centros de salud y hospitales de todos los distritos de la provincia.
Según informó el ministro de Salud provincial, Claudio Zin, ya se remitieron a los municipios 496.000 dosis antigripales: 330 mil de adultos y 166 mil pediátricas.
La campaña antigripal estará dirigida especialmente a niños de entre 6 y 23 meses de edad que viven en hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI); niños en riesgo entre los 6 meses y los 2 años nacidos prematuramente y con bajo peso al nacer; niños de hasta 3 años con patologías crónicas; embarazadas que estín cursando el segundo y tercer trimestre de gestación; y adultos mayores de 65 años.
La influenza, una enfermedad que en general no presenta complicaciones para la mayoría de la población, puede derivar en cuadros clínicos mucho más graves para los grupos de riesgo.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la gripe provoca en el mundo la muerte de 250.000 a 500.000 personas por año.
En tanto, el director provincial de Medicina Preventiva del Ministerio de Salud, Alejandro Costa, instó a la población incluida en los grupos de riesgo a vacunarse antes de que comience el frío extremo.
“En invierno se multiplica la circulación del virus de la influenza, y como la vacuna comienza a actuar con toda su
efectividad en 10 días, no hay que esperar hasta último momento” indicó.
Zin explicó que la vacunación antigripal que se lleva a cabo en la provincia no brinda cobertura frente al virus A H1N1 en su variante porcina, ya que no existe inmunización específica contra este nuevo virus.
Asimismo, Zin insistió en que toda persona que experimente síntomas gripales consulte de inmediato al mídico y adopte luego medidas de aislamiento voluntario por 7 días en su domicilio para evitar la propagación de los distintos virus de la influenza.
Uno de los principales objetivos de la campaña de vacunación antigripal apunta a reducir la mortalidad infantil que cayó de los 13,6 fallecimientos por cada mil nacidos vivos registrados en 2007 a 12,54 en 2008, evitándose así la muerte de 140 niños.
Para consultar sobre los centros de vacunación antigripal habilitados en la provincia y otros datos de la campaña los interesados pueden comunicarse a la línea gratuita de Salud 0-800-333-8876, de 8 a 18 horas; o a la línea de la Casa de la Provincia de Buenos Aires: 0-800-406-2727, de 9 a 17.

Fuente: infoban.com.ar