El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), Cristian Girard, afirmó hoy que el Gobierno provincial “empezó a cobrar impuestos y a controlar a los que más tienen para llegar a tener una sociedad más justa”.

“Queremos llegar y ayudar a todos, empezando por los que menos tienen. Para ello debemos generar recursos de manera inversa: empezando por los que más tienen para que al final la foto sea la de una sociedad más justa”, expresó el funcionario en declaraciones a radio Provincia.

Sostuvo que, por eso, el organismo recaudador realizó en el último año operativos en barrios cerrados, en diversos desarrollos inmobiliarios de las principales ciudades de la provincia, fiscalizaciones a grandes empresas y ahora controles al agro.

En ese sentido se refirió a los controles diurnos y nocturnos que el organismo llevó a cabo la semana pasada en distintas rutas de la provincia y advirtió que “13 de cada 100 camiones tenían infracciones”.

Al respecto destacó que “es un sector en el que hay alto grado de incumplimiento” y especificó que se secuestraron 380 toneladas de granos “que estaban siendo transportadas sin ningún tipo de documentación respaldatoria”.

Girard contó que en cinco días ARBA secuestró, entre otros, “un camión con 40 caballos de polo y otro con harina de trigo” y sostuvo que la conclusión que surge, entonces, “es que tenemos que reforzar los controles al sector”.

“Veníamos de intimar a 10.000 productores tras detectar $ 350 millones de evasión entre 2016 y 2019”, señaló el titular de la Agencia de Recaudación, y “mediante otro cruce de fiscalización remota” se encontraron otros $ 350 millones de evasión en el campo”.

Recordó luego que “en 2018, con el Consenso Fiscal, se redujo 80% la carga impositiva del sector”, y destacó que “si bien hay una gran mayoría que cumple, invierte y genera empleo, hay una minoría que no lo hace y descaradamente transporta granos sin declarar”.

Girard mencionó además irregularidades en el pago del impuesto inmobiliario rural en 2020 y 2021, y rechazó que la carga tributaria sea alta para el agro: sumando ese gravamen, Ingresos Brutos y Sellos “lo que aporta (el campo) no llega al 5%”.

El funcionario admitió que “evasión e informalidad hay en todas las actividades de la economía bonaerense”, pero ello “no quita que se trate de un sector de altísima rentabilidad, donde se ven comportamiento de jugadores con espalda financiera y capacidad patrimonial para cumplir con sus obligaciones impositivas”.