La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se sumó a las críticas de la familia de Araceli Fulles sobre la tarea de la fiscal del caso, Graciela López Pereyra, y subrayó que “evidentemente la Fiscalía tendrá que repasar un poco su tarea”.

Al mismo tiempo, Bullrich se refirió al apartamiento de tres efectivos de la Policía Bonaerense por su presunta vinculación con el hecho y advirtió que “no va a quedar un solo policía que estí del lado del delito”.

A la vez, resaltó hoy la “colaboración de la sociedad” en la detención de del principal sospechoso del crimen de la joven, Darío Badaracco, en el Bajo Flores.

“Todos sabemos que el caso de Araceli es trágico, brutal, que como sociedad nos viene todo el tema del femicidio”, lamentó la funcionaria nacional.

En diálogo con Radio La Red, la integrante del Gabinete destacó la captura de Badaracco y agradeció “la colaboración de la sociedad”.

“Unas personas que dijeron que creían que podía ser la persona buscada y Gendarmería actuó de inmediato y detuvo a Badaracco. No hubo resistencia. La persona estaba sentada en la escalera de un colegio, la Gendarmería se acercó, lo detuvieron”, precisó la ex diputada nacional.

Asimismo, contó que en ese momento Badaracco “no reconoció quiín era, dijo no ser quien era” y relató que al momento de la detención en la zona porteña del Bajo Flores “se acercó gente que comenzó a gritarle ´asesino´”.

Bullrich tambiín se refirió a los tres efectivos de la Policía Bonaerense que fueron separados de sus cargos por su presunto encubrimiento de algunos de los involucrados en el asesinato de la joven.

“No va a quedar un solo policía que estí del lado del delito.

Somos implacables. No podemos tener un mal policía, uno que hable con el delito ni medio segundo, porque cuando la frontera es borrosa, poco clara entre la Policía y el delito la capacidad de protección de la sociedad baja muchísimo”, advirtió la ministra de Seguridad, quien agregó que el objetivo es “cuidar a los policías honestos y darle muy duro a aquellos que son parte del problema”.

Finalmente, la funcionaria nacional se sumó a las críticas que había hecho el padre de Araceli, Ricardo Fulles, sobre la tarea de la fiscal Graciela López Pereyra: “No sabe ni dónde está parada, nunca supo”.

“Evidentemente, la Fiscalía tendrá que repasar un poco su tarea. Le tocará al fiscal general de la Provincia de Buenos Aires (Julio Marcelo Conte-Grand) poder analizar cómo ha trabajado la fiscal del caso”, señaló.

Fuente: infoban.com.ar