La inhumación de Alan Maximiliano Dolz (21) tuvo lugar en el Nuevo Panteón Policial del cementerio de La Chacarita, y contó con la presencia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Los restos de Alan Maximiliano Dolz, el policía asesinado el jueves en el partido de San Martín, mientras realizaba tareas encubiertas en una causa por narcotráfico, fueron inhumados esta mañana en el cementerio de la Chacarita, en una ceremonia de la que participó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La inhumación de Dolz (21) tuvo lugar a las 10.30 en el Nuevo Panteón Policial del cementerio ubicado en Avenida Jorge Newbery 4733, donde tambiín concurrieron sus familaires, amigos y distintos representantes de las fuerzas de seguridad federales y la subjefa de la Policía Federal, Mabel Franco.

“Un policía caído en cumplimiento del deber merece el reconocimiento de todos los argentinos. El agente Dolz luchaba contra quienes quieren destruir el futuro de nuestro país y es un orgullo para la Policía Federal, por eso ha sido reconocido con un decreto de luto en su honor”, afirmó la ministra Bullrich al hablar en el acto.

“No vamos a parar hasta encontrar a los asesinos, todas las fuerzas federales buscarán a los responsables para que este crimen no quede impune”, agregó.

Más temprano, en declaraciones a radio La Red, la funcionaria señaló que Dolz “tenía toda su vida por delante, había elegido una profesión y fue asesinado por los narcos”.

“Vamos a ser extremadamente duros con esa realidad de asesinar policías, tenemos que ser muy estrictos y cuidar a los que nos cuidan”, afirmó.

Además de Bullrich y Franco, en la inhumación del policía federal estuvieron los jefes de Gendarmería Nacional, Gerardo Otero; Prefectura Naval, Eduardo Scarzello, y Policía de Seguridad Aeroportuaria, Alejandro Itzcovich Griot.

Tambiín asistieron las guardias de honor de todas las fuerzas, la playa mayor de la PFA y funcionarios del Ministerio de Seguridad.

El jefe de la Policía Federal, Nístor Roncaglia, quien no pudo estar presente, envió una carta con afectuosas palabras tanto para la familia como para los compañeros del agente y el jefe de Drogas Peligrosas de la fuerza, Juan Carlos Barrales, dio un discurso destacando las convicciones y el compromiso del agente Dolz con la institución.

Finalmente, la madre del agente leyó unas emotivas palabras escritas por Alan en enero pasado, cuando se encontraba abocado en la lucha contra el narcotráfico.

El acto se produjo luego de un duelo decretado por la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, y la ministra de Seguridad que se extendió durante todo el día de ayer.

Dolz, agente antinarcóticos de la PFA, fue asesinado el pasado jueves mientras hacía tareas encubiertas para una causa por venta de marihuana y cocaína dentro de la Villa Loyola, en el mencionado partido de San Martín.

El asesinato se registró cerca de las 10.20, cuando Dolz y otro efectivo fueron abordados por al menos tres delincuentes vinculados a los narcos, quienes los increparon por no ser del lugar y, tras palpar al joven agente, descubrieron que portaba su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria.

Entonces, uno de ellos le gritó “sos poli” y comenzaron a dispararle.

El otro policía salió corriendo y a los tiros, lo que hizo que los delincuentes se dispersaran y pudiera cargar a su compañero hasta su auto, con el que lo trasladó hasta el Hospital Belgrano, en San Martín, donde murió poco despuís a raíz de las heridas de bala.

Dolz, el sexto integrante de una fuerza de seguridad asesinado en el área metropolitana durante este año, se había graduado hacía poco más de seis meses de la Escuela de Suboficiales de la PFA y prestaba servicios el Departamento Tráfico Ilícito de Drogas de la Superintendencia de Drogas Peligrosas.

Fuente: infoban.com.ar