La Legislatura bonaerense sancionó hoy la nueva Ley de Apremio, que reduce los plazos del proceso judicial para el cobro de las deudas que los contribuyentes mantienen con el estado provincial.La norma, que fue aprobada anoche en el Senado y sancionada esta tarde en Diputados, era parte del paquete de leyes que envió el Poder Ejecutivo para dotar de mayores atribuciones al fisco en la lucha contra la evasión impositiva.
La nueva norma acorta los plazos del procedimiento de ejecución de deudas impositivas y habilita a Rentas y el contribuyente a llegar a un acuerdo extrajudicial, el que deberá ser homologado por el juez.
La ley, fue aprobada con el voto de la bancada del Frente para la Victoria, pero rechazada por el resto de los bloques políticos que la catalogaron de “inconstitucional”.
Además, fue cuestionada por el presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados, Carlos Andreucci, quien consideró que la nueva situación procesal “pone al fisco en una situación de ventaja y abuso sobre el deudor”.
“La ley acorta los plazos pero sólo los correspondientes al demandado lo que desequilibra y violenta el principio de igualdad”, sostuvo.
El letrado dijo a Tílam que además “flexibiliza los requisitos de los que se considera un título ejecutivo, con lo cual con la simple liquidación de Rentas se podrá ejecutar a quien adeude impuestos”.
Tambiín cuestionó la posibilidad de que, una vez activado el proceso judicial se pueda llegar a un arreglo extrajudicial sin la participación del abogado defensor “porque con eso evitan que se controle la legalidad de los actos de Rentas”.

Fuente: infoban.com.ar