La Justicia de Campana condenó a prisión perpetua a un policía por el crimen de un estudiante de periodismo, cuando estaba festejando el Día del Amigo en la zona de boliches de la localidad de Zárate, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

El Tribunal Oral Criminal 1 de Campana decidió esta tarde condenar a Pablo Sanhuesa a la pena de perpetua por el delito de homicidio calificado, al considerar como un agravante la condición de policía del acusado. Los querellantes habían solicitado además que se considerara la alevosía con la que actuó, pero el pedido fue desestimado por los jueces Gladis Mabel Cardozo, Angeles María Andreini y Miguel Gehenneuftener.

Todo ocurrió el 19 de julio de 2009, cuando Juan Cruz Marques, un periodista deportivo de 26 años, había salido a festejar el Día del Amigo.

Mientras tanto, Sanhuesa, numerario de la comisaría de Tigre, tambiín había ido con amigos al boliche “LaMónica”, pero en un momento le avisó a sus compañeros que se sentía mal y salió a la calle para recostarse dentro del auto de uno de sus acompañantes.

Según relató el policía posteriormente, en un momento se dio cuenta de que le habían robado el bolso y salió a perseguir a los ladrones. De acuerdo con su relato, se cruzó con Marques y lo derribó de un culatazo, para luego efectuarle un disparo en el abdomen. Sin embargo, los amigos de Marques contaron que el policía, que estaba de civil, apareció gritando que lo habían asaltado y comenzó a disparar en varias direcciones. Uno de los tiros le dio en el abdomen a Marques, quien murió en el hospital poco despuís.

Tanto la fiscal de Juicio, Laura Vivas, como la querella a cargo de Sergio Piris, sostuvieron que se trató de un homicidio doblemente calificado, mientras que la defensa de Sanhuesa habló de un homicidio preterintencional (sin intención).

El tribunal se inclinó por entender que hubo un homicidio calificado por la condición de policía.

Fuente: infoban.com.ar