De acuerdo a información del portal PilaraDiario.com un total de 16 personas fueron detenidas esta tarde por Gendarmería Nacional mientras practicaban deportes en el complejo La Palmera, ubicado en la Ciudad Deportiva del Club Atlético Pilar, sobre la Ruta 8.

Si bien la mayoría de los presentes que fueron trasladados a una comisaría local para ser notificados por el delito de violación del Aislamiento Social son vecinos de Pilar, uno de los involucrados es el secretario General y de Economía del Municipio de Tigre, Fernando Lauría.

Además de Lauría, quien es el segundo en rango debajo del intendente Julio Zamora, habría estado en el lugar un ex integrante del gabinete de Mauricio Macri, pero se habría retirado del lugar minutos antes de la llegada de las autoridades, al igual que un ex tenista y funcionario del gobierno de la Ciudad.

Según trascendió la denuncia por la violación del aislamiento obligatorio la realizó un vecino de la zona. Al parecer, en las últimas semanas la actividad en el lugar fue creciendo y eran numerosos los concurrentes que dejaban sus autos en las cuadras aledañas para disimular la presencia en el predio deportivo.

Cabe recordar que aquellas personas denunciadas por violación de medidas para impedir la propagación de epidemia deben afrontar una causa que tramita en la justicia federal, y dependiendo el caso pagar fuertes multas económicas.

Tras las actuaciones realizadas por personal de Gendarmería, la causa quedó en manos del Juez Federal de Zárate, Adrián González Charbay. Además de los cinco autos que se incautaron se solicitaron las grabaciones de las cámaras de seguridad del lugar.

Ayer una familia oriunda de Tigre intentó mudarse a Mar del Plata en plena cuarentena por la pandemia del coronavirus, sin contar con un permiso para radicarse en la ciudad, por lo que todos sus miembros fueron demorados en un retén y debieron regresar a su lugar de origen, seguidos por el camión que trasladaba los muebles.

En las últimas semanas dos personas fueron las primeras condenadas en la provincia de Córdoba por violar la cuarentena, mientras que en Chubut un acusado por el mismo delito acordó con la Justicia donar plata a un hospital de la ciudad de Esquel.

En tanto que dos de los casos más resonantes que se conocieron al principio de la cuarentena como el del “surfer” Federico Llamas, y el preparador físico Miguel Ángel Paz, que le propinó una fuerte golpiza a un guardia de seguridad, fueron procesados la semana pasada y podrían enfrentar una pena máxima de dos años de cárcel.