La Cámara Federal de Casación Penal rechazó un habeas corpus del condenado por tráfico de efedrina Ibar Pérez Corradi, quien reclamó por las condiciones en las que se encuentra detenido en el penal de Marcos Paz y cuestionó, entre otras cosas, que le nieguen contratar los servicios de una empresa de TV satelital.

“En cuanto al pedido que versa sobre la contratación de “Direct TV”, el acceso al patio y a un aparato de televisión en el sector común, cabe señalar que la negativa de las autoridades penitenciarias, basada en cuestiones de seguridad y funcionamiento del penal, no puede ser considerada un cercenamiento al derecho al esparcimiento”, consideró el máximo tribunal penal federal del país en el fallo al que accedió Télam.

Los jueces habilitaron la feria judicial extraordinaria por el Covid-19 para ratificar un rechazo del habeas corpus de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín.

Los camaristas de Casación Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Juan Carlos Gemignani remarcaron en la resolución que se trata de un pabellón con detenidos separados del régimen común por sanciones disciplinarias, resguardo de integridad o pertenencia al Programa Nacional de Protección de Testigos e Imputados.

“Se han adoptado medidas alternativas para su recreación en el área de educación y poseen televisores en sus respectivas celdas”, destacaron los jueces.

Se trata del pabellón 7 de la Unidad Residencial II del Complejo Penitenciario 2 de Marcos Paz.

La defensa pública de Pérez Corradi aludió en el recurso a un “agravamiento ilegítimo de las condiciones de detención de su defendido, el trato inhumanitario y la violación de sus derechos a la educación, al trabajo, al esparcimiento y a no sufrir tratos crueles, inhumanos, ni degradantes que corresponden a las personas privadas de su libertad”.

Perez Corradi también se quejó por la filmación de uno de sus traslados, publicada en medios periodísticos, pero Casación concluyó que “no puede ser atribuida al personal penitenciario”.

La defensa “no logró demostrar algún perjuicio que pueda constituir un agravamiento ilegítimo en las condiciones de detención”, concluyó el fallo que rechazó el habeas corpus.

Perez Corradi está detenido y condenado a siete años de prisión por tráfico de efedrina entre 2004 y 2008.

Además tiene otra condena a dos años y tres meses de cárcel por tráfico de oxicodona a Estados Unidos y otra a dos años y 4 meses por lavado de activos.