El dirigente se refirió a los cuestionados proyectos inmobiliarios que planea el oficialismo en la costa de Vicente López y aseguró que se concretarán si ocurre “un acto de magia inimaginable”.El Dr. Miguel Quintabani, presidente de la Asociación ambientalista Pro-Vicente López, indicó ante las expresiones del intendente Enrique García relativas a los vecinos que se movilizan en contra de la política urbana puesta en práctica por el Municipio, que “El intendente García y sus colaboradores pretenden reducir el conflicto ambiental a una cuestión de adoquines. Los vecinos que se han movilizado para reclamar por su derecho a un ambiente urbano con espacios verdes, no son adoquines. Los adoquines están del otro lado del mostrador”.
Asimismo el integrante de “Vecinos Indignados” dijo que “el intendente acusa de activistas a los numerosos vecinos independientes y a las entidades de bien público que luchan contra la indiferencia y la depredación de la ciudad, lo único que le falta es calificarnos de subversivos”.
Respecto al inicio de las obras cuestionadas en los tiempos anunciados por el intendente, Quintabani expresó “García demuestra su desesperación por iniciar las obras del shopping  y del complejo De Narváez – Carrefour. En su discurso de apertura de sesiones ordinarias del HCD ha anticipado que las obras se iniciarán en 90 días o, como máximo 180 días” apuntando que “es evidente que está mal asesorado. Yo sostengo que no podrá modificar la línea de ribera y, por lo tanto, no se podrán comenzar las obras del shopping ni las de la Nueva ESMA” porque “ambas construcciones proyectadas estarían asentadas sobre terrenos del dominio público de la Provincia de Buenos Aires”.
El Secretario General del “Frente para la Victoria FV94” fundamentó su percepción recordando que “El Fiscal de Estado de la Provincia ha sido requerido para que promueva la recuperación de los terrenos usurpados por la Armada y se ha solicitado una medida cautelar para detener las obras. Asimismo, el Fiscal de Estado ya se ha pronunciado sobre la imposibilidad de usar predios costeros para emprendimientos como el Shopping. El gobernador Felipe Solá lo sabe y espera que le llegue el informe oficial del Fiscal para actuar en consecuencia”, por lo que consideró “solamente un acto de magia inimaginable podría modificar esa situación”.
Quintabani deslizó sus dudas en cuanto a que el Congreso Nacional “acceda a modificar el Código Civil para facilitar un negocio privado y menos para De Narváez” agregando que además “la consolidación jurídica de rellenos clandestinos e ilegales violaría el Tratado del Río de la Plata. Me parece que a nadie se le ocurriría echar leña al fuego en medio del conflicto de las papeleras del Río Uruguay”.
Por último Quintabani adelantó que en pocos días más “conoceremos el pronunciamiento judicial sobre el interdicto de las obras”.

Fuente: infoban.com.ar