El Partido Justicialista bonaerense definió por unanimidad adelantar para el 2 de mayo próximo las elecciones internas para elegir autoridades, fecha en la que el diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, buscará convertirse en presidente del partido en la Provincia.

Si bien la actual conducción integrada por Gustavo Menéndez y Fernando Gray (quienes se alternaban en la presidencia) tenía mandato hasta diciembre próximo, la decisión del Consejo Nacional del PJ fue adelantarse a las próximas elecciones de medio término.

La reunión del órgano partidario se realizó bajo la modalidad virtual durante cerca de tres horas y la aprobación del calendario electoral contó con 41 votos a favor y ninguno en contra.

Al término del encuentro, el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Federico Otermín, señaló que “por unanimidad hoy se activó el cronograma electoral para renovar autoridades” partidarias.

De esta manera, Máximo Kirchner avanzó un paso más en su propósito de convertirse en el mandamás del PJ bonaerense, lugar que podría utilizar como trampolín para una candidatura a un cargo ejecutivo en 2023.

Desde el partido provincial aseguraron a NA que no hubo ninguna objeción, pese a que Gray venía resistiendo públicamente al plan oficial -avalado por el presidente Alberto Fernández- para coronar a Máximo Kirchner, lo que implicará inexorablemente la salida prematura de la actual conducción partidaria en territorio bonaerense.

El malestar de Gray quedó otra vez al descubierto ya que el jefe comunal de Esteban Echeverría no participó de la reunión virtual.

En cambio, sí dio el presente Menéndez, quien ya aceptó las condiciones impuestas por la mayoría y dará un paso al costado de manera anticipada para cederle espacio a Máximo Kirchner.

También participaron de la reunión virtual, entre otros, los intendentes de La Matanza, Fernando Espinoza; de Almirante Brown, Mariano Cascallares; de Hurlingham, Juan Zabaleta, y de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien es además uno de los principales operadores de la candidatura de Kirchner.

Sobre el respaldo de todos los sectores del peronismo a la candidatura de Máximo Kirchner como presidente del PJ provincial, Otermín consideró que “Máximo ya no es solo el hijo de Néstor y Cristina (Kirchner), como si eso fuera poco” y remarcó que “es un dirigente que sabe construir organización y enamorar a la militancia”.

“Es un cuadro integral, con una visión estratégica del Partido, de la Provincia y del país”, completó.

El próximo desafío que tendrá Máximo Kirchner será el de confeccionar una lista de unidad que conforme a todos los sectores, una tarea compleja que requerirá de una ingeniería fina.

Antes del 16 de marzo, fecha límite para la presentación de las candidaturas y listas, el justicialismo provincial deberá definir la lista de unidad.

Las negociaciones comenzarán esta misma semana, pudo saber NA de fuentes del peronismo bonaerense.

El principal escollo será Gray, quien no da señales de dar el brazo a torcer.

Días antes de la reunión del Consejo, Gray había asegurado a un matutino porteño que “el PJ no puede ser colonizado por La Cámpora” porque “es mucho más que una organización”.