San Isidro, Vicente López, San Fernando y San Martín se sumaron entre otros municipios, al programa de uso racional y eficiente de la energía impulsado por el gobierno nacional.
La presidenta Cristina Fernández presidió este miírcoles en el Salón Sur, el acto de firma del convenio por el cual nueve municipios bonaerenses adhirieron al Programa de Uso Racional y Eficiente de la Energía. Se trata de San Martín, Vicente López, San Fernando, San Isidro, General Pueyrredón, Bahía Blanca, Junín y Olavarría. A partir de este acuerdo los intendentes se comprometen a implementar ciertas medidas como la modernización y eficientización del sistema energítico de alumbrado en los edificios públicos, plazas y paseos, así como tambiín la adhesión de las principales empresas radicadas en estos partidos bonaerenses.
Durante su discurso la Presidenta recalcó la importancia de estas nuevas adhesiones y pidió un “cambio cultural”. En ese sentido, Cristina Fernández sostuvo: “seguimos trabajando e incorporando a la sociedad un creciente interís que se va a ir profundizando a travís de distintas medidas como el etiquetado de los artefactos y otros instrumentos.”
Acompañaron a la Presidenta en el Salón Sur el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli y los ministros del Interior, Florencio Randazzo y de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio de Vido, y los intendentes de los municipios adherentes.
La ceremonia contó con la presencia el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, de San Fernando, Osvaldo Amieiro, de Vicente López, Enrique García, de General San Martín, Ricardo Ivoskus; de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein; General Pueyrredon, Gustavo Pulti; de Junín, Mario Meoni y de Olavarría, Josí Eseverry.
Posse sostuvo en su alocución que ísta “es una decisión adoptada no tanto desde el orden tícnico sino desde la responsabilidad presidencial, una realidad que se decidió tomarla por las astas. Implica sumar el esfuerzo con toda la población para poder salir adelante en esta etapa que tiene que ver con el crecimiento y que requiere de la energía, en un país que estaba preparado para la etapa de los ’90 que eran del achicamiento.”

Fuente: infoban.com.ar