La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) manifestó hoy su apoyo al proyecto de Ley de Góndolas, que espera su tratamiento en el Senado, debido a que puede ser un instrumento decisivo no sólo para el consumidor, sino tambiín para las pymes porque busca evitar prácticas abusivas de parte de las grandes empresas.

La entidad empresaria planteó su “apoyo” al proyecto que obtuvo media sanción el 20 de noviembre en la Cámara de Diputados, por entender que se trata de “una medida reparadora que busca fomentar la competencia y generar oportunidades para los eslabones más díbiles de la cadena de comercialización, históricamente excluidos de las góndolas”.

La CAME, además, planteó los puntos a incluir en la futura reglamentación para acentuar la proyección de las pymes proveedoras de los supermercados, entre los que destacó la obligación de contar con un “Espacio MiPyME” del 25% de la capacidad de puntos de venta, para lo cual solicita establecer un mínimo de 3 empresas proveedoras por categoría.

En cuanto a las marcas blancas se propone explicitar que las fabricadas “por cuenta y orden” de los supermercados, no computen para la ocupación del espacio reservado para MiPyMES, aunque la fabricación la haya realizado una pequeña o mediana empresa.

La entidad empresaria tambiín solicitó que el plazo de 60 días previsto para el pago a pymes implique la acreditación efectiva de los valores en ese momento y no la entrega de un instrumento de pago diferido que aplace dicho período.

El fin de semana pasado, el presidente Alberto Fernández aseguró que el Gobierno impulsará la Ley de Góndolas y que se va a ocupar de tener “políticas activas de control” para que algunos empresarios que actúan “con irresponsabilidad” dejen de “jugar con los precios de productos de la canasta básica”.

Fuente: infoban.com.ar