victorio-pirillo-decalogo-derechos-trabajador

Ante la amenaza de la UIA de eliminar derechos, Victorio Pirillo manifestó que “mi planteo deviene  a raíz que la Unión Industrial a través de su vocero oficial Funes de Rioja, corre, ve y dile del círculo rojo una banda de aprovechados, plantea la eliminación de las indemnizaciones, y que el régimen vacacional sea pagado por el mismo trabajador. Como si esta aberración jurídica fuera poco ahora grupos vinculados a la Unión Industrial, no contentándose con tamañas injusticias pretenden ir más allá y plantean la eliminación del SAC (aguinaldo)”.

Ante tamaño atropello típico de carteristas y no de verdaderos empresarios, sin ningún ingenio que solo buscan arrebatar derechos y ponerse a la altura de los negreros expoliadores de antaño que amasaban fortunas a costa de la salvaje explotación humana como Andrew Carnegie, Cornelius Vanderbilt, Henry Ford, George Westinghouse, William Boeing, Thomas Edison o J. Rockefeller; como dirigente sindical propongo la reforma de la ley vigente que computa el sistema de años de aporte para obtener el beneficio jubilatorio. Actualmente en el caso de los estatales, 35 años de aporte y 60 de edad, y en el caso de los privados se toman en cuenta los años de trabajo con aportes y la edad de la persona; en general, las mujeres deben tener 60 años, los hombres 65 años, y haber aportado durante 30 años. Está claro decir que puede variar según la ocupación y las características de la actividad realizada.

En fin, dado que al trabajador se le retiene mensualmente un porcentaje establecido para su jubilación que va aplicado al sueldo y al aguinaldo, y teniendo presente que el aguinaldo es "un sueldo anual complementario", y este tranquilamente podría ser denominado sueldo número trece de un año de doce meses, al cumplir el trabajador 12 años de labor acumularía un año más de aporte, en 24 años dos más y así sucesivamente.

Es decir, para aquellos empresarios que se fastidian por tener gente mayor si se le computaran estos años los mismos se jubilarían antes, no por regalo de nadie, sino porque el trabajador los pagó. Igual regla le cabe al Estado Nacional, Provincial y Municipal.

Esto también podría ser utilizado para resolver actuales injusticias, como por ejemplo en el caso municipal, en donde el agente es ascendido de categoría, y en donde la ley establece que para poder jubilarse con ese último cargo y ese último mayor sueldo, tiene que haberse desempeñado en el mismo durante tres años consecutivos o cinco años alternados. Quiere decir que si esta dos años, 11 meses y 29 días, y le falta un día, no cumple con los tres años y se jubila indignamente con la categoría anterior a la de su último ascenso. Esto se podría resolver computando estos años de aportes del SAC o que el agente pague la diferencia adicional en el caso que le faltare algunos meses proporcionalmente a la categoría actual y a su último salario.

Pirillo adelantó que esta idea y proyecto fue consensuado con miembros de las Comisiones Internas y cuerpos delegados del STMVL y otros dirigentes gremiales.

Por último manifestó Pirillo destacó que “agradezco al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa que me lea y presente mis proyectos, pero sería amable y generoso de su parte que reconozca la autoría intelectual de los mismos y en particular este nuevo que presento”.