El concejal de Juntos Por El Cambio de Luján que denunció a un funcionario del municipio por amenazarlo y agredirlo en la vía pública aseguró que estas situaciones están “naturalizadas” desde el gobierno del intendente Leonardo Botto, quien solo se comunicó para un pedido de disculpas.

“Acá en Luján pasó como si nada. El intendente me dijo que se disculpaba pero tampoco se preocupó por preguntarme a mí qué había pasado y se quedó solo con la campana de su funcionario” señaló Héctor Griffini en diálogo con InfoBAN Radio.

Griffini denunció en sede policial que Juan Pablo Redondo, director de Planificación y Evaluación de Políticas Públicas del municipio, “en un marco de absoluta intolerancia y patoterismo, se puso a agredirme y amenazarme en plena vía pública”.

El concejal explicó que el encono de Redondo proviene de una exposición que realizara en el marco del Concejo Deliberante en la cual puso de manifiesto “un retiro voluntario que (Redondo) realizó siendo empleado de la provincia de Buenos Aires y que no le permite volver a ser empleado provincial por un período de 5 años”.

“Cobró una importante suma de dinero por un retiro voluntario de la función pública en la provincia y al poco tiempo fue contratado por el municipio”

“Nosotros lo convocamos para que haga su descargo en un ámbito institucional, pero nunca me imaginé que se iba a convertir en amenazas y violencia, que parecen naturalizadas para el Ejecutivo de Luján” sentenció.

Sobre el retiro de Redondo, Griffini aseguró que “cobró una importante suma de dinero y al poco tiempo fue contratado por el municipio con el cargo de Director, por lo que hicimos un pedido de informes para que comuniquen si esto no era incompatible con la ley”.

“Por su actitud violenta, Redondo se maneja con total impunidad”

“Esto lo puso muy nervioso porque no está acostumbrado a que le digan lo que está bien o está mal. Por su actitud violenta se maneja con total impunidad” adujo Griffini.

Aunque actualmente acompaña el gobierno municipal del Frente De Todos, Redondo tiene en el pasado fue cercano a la actual oposición: socio de una ex candidata de Juntos Por El Cambio, estuvo contratado en el bloque del PRO de Luján y “tuvo un cargo muy importante equivalente a unos 5 mil dólares de entonces en el Senado de la nación” durante la presidencia del cuerpo de Gabriela Michetti, remarcó Griffini.