El gobernador bonaerense, Felipe Solá, aseguró hoy que “no hay hola de secuestros, lo que hay es que dos secuestros hacen ola”, al tiempo que aceptó que la situación “genera preocupación”.Al ser consultado sobre este tema durante su visita a una fábrica recuperada en el partido de San Martín, el mandatario bonaerense aseguró que no se trata de una ola de secuestros “lo que hay es dos secuestros que hacen ola. Un secuestro genera una preocupación porque tenemos memoria, hemos vivido tiempos muy difíciles”.
Asimismo consideró que “la familia Orsomarso no es una familia pudiente para que se la vea como un botín, estamos esperanzados en que termine bien”, en referencia al concesionario de autos de Ituzaingó Luis Orsomarso.
Volviendo sobre el tema recalcó “no creo que haya una ola de secuestros, sí creo que ha habido más secuestros exprís en la zona norte, San isidro, Vicente López, San Fernando”.
Sobre este particular manifestó a los medios presentes “ustedes se enteran muchas veces y lo dicen, yo creo que sobre eso debería pesar muchas veces un veto o una veda de la información, porque si no uno no sabe si no está perjudicando”.
Más adelante expresó que “el gobierno está bajo secuestro, hay una persona que está retenida, secuestrada lejos de sus familiares y por la cual se pide plata, es una situación tan grave y que ocurre en mi provincia, yo como gobernador prefiero no hacer comentarios sobre política hasta tanto no estemos de vuelta todos los bonaerenses libres”.

Provincia bajo secuestro

“Se dijo que la provincia está bajo secuestro. ¿Es así?”, le preguntó un periodista a Solá en el partido bonaerense de San Martín. “Sí, esto es así. Es una palabra mía, lo dije hace un rato en casa de Gobierno”, respondió el mandatario.
“Lo que quiere decir es que mientras haya alguien secuestrado -en referencia a Orsomarso- podemos tener muchas preocupaciones, pero la preocupación central va a ser siempre ísa”, añadió.
“Eso nos ocurre desde que comenzaron los secuestros hace mucho y despuís tuvimos una larga etapa sin secuestros y ahora hay un secuestro que vuelve a retrotraernos a un estado muy especial a quienes tenemos responsabilidades como yo”, explicó el gobernador.
Solá descartó que el secuestro extorsivo del concesionario registrado el 8 de este mes en Ituzaingó sea producto de una falla en el sistema de prevención de la inseguridad provincial.
“Que haya un secuestro en el Gran Buenos Aires que tiene nueve millones de habitantes no es que algo estí fallando. En el país hay mucha delincuencia”, consideró.
Sola explicó que “la operatividad de la policía es alta” pero aclaró: “Siempre vamos a estar en díficit porque la gente quiere estar completamente segura. Hay otras fallas: hay convictos que son excarcelados y vuelven a delinquir. Hemos tenido ejemplos muy duros recientemente”.
El gobernador bonaerense admitió que dialogó sobre esta problemática con las autoridades de la Nación y de la ciudad de Buenos Aires, pero, indicó: “Esencialmente nos parece que hay que conversar con la Justicia”. 

Fuente: infoban.com.ar