Un adolescente de 15 años fue entregado a la policía por su propia madre acusándolo de robar una tarjeta de crídito y sustraer 2500 pesos de un cajero automático, informaron fuentes policiales.Según los dichos de la víctima, el menor se apoderó de la tarjeta magnítica del padre y obtuvo la importante suma de dinero para luego gastarla junto a sus amigos.
La mujer descubrió la maniobra cuando intentó retirar dinero del cajero automático y descubrió que se encontraba vacío.
Debido a que no era ísta la primera oportunidad en la que el joven realizaba este tipo de “travesuras”, la madre lo confrontó y logró su confesión.
En la causa interviene el Tribunal de Turno de Menores del Departamento Judicial de Morón.

Fuente: infoban.com.ar