La importante inversión realizada en materia de seguridad, la preparación y el trabajo atento de los monitoristas y la coordinación, a través de la Mesa de Enlace, con los efectivos policiales que operan en la calle, permitieron el esclarecimiento de un robo en horas nocturnas.

El 24 de diciembre a las 22:13, mientras la mayoría de las familias campanenses festejaban la Nochebuena y se preparaban para recibir la Navidad, los monitoristas de turno del CIMoPU se encontraban trabajando y, durante sus paneos por las distintas cámaras, observaron la actitud sospechosa de un menor de edad en uno de los locales ubicados en el parador denominado La Carmela.

Allí, la monitorista visualizó al joven que, luego de un merodeo y observación hacia el interior del local N° 3 a través de una ventana, tomó una piedra para romper un vidrio por donde luego ingresó a través de las rejas al lugar.

Inmediatamente, los monitoristas informaron a la Mesa de Enlace de esta situación y activaron el protocolo que implicó el rápido desplazamiento del personal policial a La Carmela, donde se logró la aprehensión del delincuente antes de que salga del comercio. También se incautaron los elementos que había arrojado al exterior para sustraer.

Posteriormente, fue trasladado bajo la imputación de robo en flagrancia, quedando a disposición de la justicia penal local.

Ante la detección de cualquier situación sospechosa se les solicita a los vecinos que den aviso a través de Alerta Campana, Mesa de Enlace (423263), CIMoPU (432020/427020/430120), 911, o bien a cualquier funcionario de fuerzas de seguridad (Policía, Prefectura, Patrulla Municipal, etc.).