El gobernador bonaerense y el ministro nacional de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, presentaron las obras que completarán las 12 mil nuevas plazas en cárceles y alcaidías en la provincia. El intendente de Tigre participó del encuentro junto a jefes comunales y autoridades de Quilmes, La Matanza, Florencio Varela, Mercedes, Ezeiza, Almirante Brown, Lanús, Hurlingham, Moreno, Escobar, Tres de Febrero y Berazategui.

En el Salón Dorado de la Casa de Gobierno de la Provincia, el intendente de Tigre, Julio Zamora, acompañó al gobernador bonaerense Axel Kicillof y al ministro nacional de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, en el lanzamiento de la tercera etapa del Plan de Infraestructura Penitenciaria, con la que se completarán 12 mil nuevas plazas en cárceles y alcaidías bonaerenses.

Al respecto, el intendente de Tigre, Julio Zamora, destacó: “Un mensaje claro del gobernador Kicillof de transformar el prejuicio que existe sobre el rol que deben cumplir los espacios de detención, a través de un plan de infraestructura que lo que permite es cambiar este paradigma y comenzar a pensarlos como ámbitos de reinserción social. El Estado provincial se hace presente en la inversión y construcción de obras que velan por la seguridad ciudadana y desde los municipios respaldamos esta clase de decisiones porque representan mejoras para nuestras comunidades”.

Esta tercera etapa, en conjunto con el Gobierno Nacional, permitirá construir 5.500 nuevas plazas en unidades penitenciarias de Florencio Varela, Moreno, Mercedes y Melchor Romero, y en las alcaidías de Ezeiza, Quilmes, Lanús, La Matanza, Tres de Febrero, Moreno y Tigre.

“Cuando asumimos, la provincia tenía muchas dificultades en materia de educación, salud y vialidad, agravadas por el enorme endeudamiento externo que se había asumido y que resultaba impagable”, explicó Kicillof y agregó: “Durante los cuatro años anteriores, se incrementó en 16 mil el número de internos del servicio penitenciario, pero solo se construyeron mil plazas para alojarlos. Esto generó una situación de hacinamiento y promovió un aumento de la reincidencia en el delito, que llegó al 46%”.

Además, el gobernador resaltó que “abordamos una batería de medidas de fondo que permitiera que el tránsito por las cárceles no se hiciera en condiciones infrahumanas, que es el primer paso para disminuir la reincidencia. El hecho de que quienes hayan cumplido sus penas no vuelvan a cometer delitos es un tema de seguridad ciudadana”.

Con estos proyectos, se abordan un total de 40 obras que incluyen también la ampliación de la escuela de oficiales y la construcción de un nuevo centro de monitoreo. El plan se lleva a cabo siguiendo el paradigma de tratamiento en contextos de encierro del Programa Nacional de las Naciones Unidas (PNUD), promoviendo la creación de escuelas, centros de capacitación y polos de producción industrial para fomentar el trabajo y promover la inclusión social, con el objeto de reducir los índices de reincidencia.

Durante el acto, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos firmó un acta de cooperación, asistencia técnica y reciprocidad para el desarrollo de acciones penitenciarias y post penitenciarias con el objeto de fortalecer la reinserción social. Suscribieron el intendente de Tigre, Julio Zamora y sus pares de Quilmes, Mayra Mendoza; de La Matanza, Fernando Espinoza; de Florencio Varela, Andrés Watson; de Mercedes, Juan Ustarroz; de Ezeiza, Gastón Granados; y de Almirante Brown, Juan José Fabiani; el jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz; los secretarios de Gobierno de Hurlingham, Pablo del Valle; y de Justicia y Derechos Humanos de Moreno, Nahuel Berguier; el subsecretario de Legal y Técnica de Escobar, Nicolás Gaytan; la subsecretaria de Legal y Técnica de Tres de Febrero, Lorena Campanari; el arquitecto de la Secretaría de Obras Públicas de Berazategui, Alejandro Quiñones.