Un proyecto de ley que propone la entrega voluntaria de armas de fuego y municiones “a cambio de un incentivo” que definirá la autoridad de aplicación de la norma fue presentado con un amplio consenso legislativo en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa fue presentada el viernes por la vicepresidenta de la Cámara, Marisol Merquel (PJ Unidad y Renovación) y es acompañado por los bloques de Cambiemos, Frente Renovador y el Frente Amplio Justicialista.

La propuesta busca crear el programa provincial “Buenos Aires sin armas” y adherir al Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas, establecido por Ley 26.216.

En el proyecto se establece que ese plan “tiene por objeto la entrega voluntaria de armas de fuego y municipios por parte de toda persona que la tuviere a cambio de un incentivo”.

“Toda persona que realice la entrega voluntaria de armas de fuego y municiones se hará acreedora del incentivo que establezca la autoridad de aplicación”, que será el organismo que determine el Poder Ejecutivo en la reglamentación de la ley, indica la propuesta.

Merquel explicó en un comunicado que “la propuesta nace del trabajo realizado con la Asociación Civil Alfredo Marcenac y la Red Argentina para el Desarme y tiene como fin la entrega voluntaria de armas para disminuir la probabilidad de daño físico y psicológico en las personas, prevenir hechos de violencia, concientizar a la sociedad y reducir el circulante de armas”.

En el proyecto se determina además que se “creará un registro sobre las muertes y daños que producen las armas de fuego en el ámbito provincial, con el objetivo de evaluar la incidencia del Programa en el territorio”.

En los fundamentos de la iniciativa se recuerda que en el país “existen en circulación 4 millones de armas en manos civiles, de las cuales sólo se encuentran registradas unas 600 mil. Esto genera un peligro grave para la vida de los ciudadanos”.

“Según datos estadísticos publicados por el Ministerio de Salud de la Nación, durante 2016, en Argentina fallecieron 2.583 personas producto de disparos de armas de fuego, lo que da un promedio de 7,07 personas muertas por día, a causa de las armas de fuego. De esas muertes, 1.150 correspondieron a agresiones, 543 a suicidios, 59 fueron no intencionales y en 831 casos no está determinada la intencionalidad”, se añade.

En 2006 se creó el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas, “que permitió, hasta el momento, sacar de circulación 175.000 armas y más de 2 millones de municiones, las cuales fueron inutilizadas y posteriormente destruidas”, se recuerda en la iniciativa.

Fuente: infoban.com.ar