La veda elecotral tiene como finalidad detener el bombardío de los candidatos sobre los sentidos de los votantes, pero algunos encontraron la forma de usar el poder para conseguir permanecer en la prensa.
Deberíamos escuchar la radio y disfrutar de la música, o en la televisión, sufrir la habitual programación, en los diarios, podríamos leer las noticias desarrolladas como la práctica habitual pre campaña nos tenía acostumbrados, pero no necesariamente ello ocurre hoy, y probablemente se repita mañana.
En las radios, algunos intendentes pícaros, pautaron avisos que promocionan los logros de su gestión, que claro está aspiran a renovar con una reelección. Otros intendentes optaron por rendir cuentas de obras públicas, justo en medio de la veda, y en las radios de mayor audiencia: un nuevo centro de salud, una nueva plaza, alguna maternidad, todas con fondos ajenos, tambiín parecen una buena forma de violar la veda y alcanzar un poco de agua para el molino electoral.
Los más adudaces, pegaron afiches a última hora.. o mejor dicho a primera hora de la veda electoral, pero seguramente fue por algún noble motico ecologista: ya talamos los arboles, ya imprimimos los afiches, que no haya sido en vano, podrían aseverar sin ponerse colorados.
Como sea, cualquiera sea el motivo, bien vale recordar que estas picardías son siempre organizadas por los oficialismos, con la anuencia de otros pícaros tanto o mas oficialistas, que ameritan repudio por igual, no por la “viveza criolla” sino por que seguramente esta violación, fue solventada con dineros públicos, aún cuando hubieren salido de los bolsillos de los candidatos.

Fuente: infoban.com.ar