La denuncia la presentó la propia defensa del empresario, según aducen porque el oficial de la bonaerense modificó su declaración testimonial sobre su actuación en la noche del homicidio de SchenoneSe trata del oficial de la policía bonaerense Alvaro Carlos Alzogaray,encargado de realizar  las inspecciones de los boliches en el ámbito del distrito de San Isidro. Este mediodía, en el marco del juicio que se le sigue al empresario horacio Conzi en los tribinales de esa cuidad, Alzogaray aseguró no recordar haber concurrido al restaurante “Dallas” la noche en que ocurrió el hecho, la noche del 15 de septiembre de 2005.  
Los abogados defensores de Conzi, Ricardo Montemurro y Gonzalo Baigún plantearon al tribunal oral criminal numero cuatro de San Isidro que se abra una investigación por posible falso testimonio de Alzogaray, ya que, según ellos, en la instrucción el policía había asegurado que esa noche fue a cenar con amigos a “Dallas” y vio a Conzi en el local.
Si bien estaba prevista la declaración de seis testigos, ayer las partes se pusieron de acuerdo y desistieron de tres, por lo que se preví una audiencia mucho más corta que las registradas hasta el momento.
Además de Alzogaray, hoy está previsto que otro policía preste declaración, y que luego lo haga un mídico de guardia del Hospital local, quien en la madrugada del hecho atendió a Paula Alonso, Gisella Carabetta y el remisero Rodolfo Fernández, heridos de bala tras el ataque.
En la jornada de ayer, otros dos testigos comprometieron la situación de Conzi: un remisero que vio el ataque al auto en donde murió Schenone reconoció a la camioneta Grand Cherokee del empresario como el vehículo desde el que se hicieron los disparos.
Este no fue el único testimonio que complicó al dueño de “Dallas”:  un policía que llegó minutos despuís al lugar del hecho declaró que aquella madrugada del 16 de enero de 2003, tras quedar heridas, las dos jóvenes que iban con Marcos dijeron que el empresario había sido el agresor.

Fuente: infoban.com.ar